Se entiende por conductor novel todo aquel conductor que tiene el carné de conducir con menos de un año de antigüedad. Es importante conocer si lo somos, o no, y cuánto dura esta condición, porque existen una serie de limitaciones para los conductores noveles. Así que, para evitar infringir la normativa de circulación, debemos conocer toda esta información.

La duración de esta condición de conductor novel es de un año desde el momento en que se obtiene el carnet de conducir. Ahora bien, esta condición se adquiere únicamente con el primer permiso de conducción, y no con los siguientes. Por lo tanto, si ya hemos sido conductor novel por un permiso de conducción o carnet de conducir, no volveremos a serlo con otro permiso o carnet que obtengamos. Pero ¿qué implica ser conductor novel?

Qué implica ser conductor novel: las limitaciones

El conductor novel tiene que cumplir una serie de condiciones especiales, durante ese año que estará vigente la condición especial por su falta de experiencia en la circulación. Las siguientes son las limitaciones del conductor novel:

  • Cuentan con 8 puntos en el carnet de conducir.
  • Se permiten hasta 0,3 gramos por litro de sangre o 0,15 mg por litro en aire espirado como tasa de alcoholemia.
  • Tienen obligación de circular con el indicativo de conductor novel en la luneta trasera.

El conductor novel dispondrá de 8 puntos en su carnet y cada año tendrá más; será cuando se cumplan los tres años de experiencia cuando dispondrá de los 12 puntos de un conductor experimentado en caso de que no se hayan cometido infracciones. Su tasa de alcoholemia, además, será la misma que la de los conductores profesionales, y no de 0,25 mg por litro de aire espirado como para el resto de conductores. Y además, también tendrán que llevar la L en la luneta posterior, que viene de ‘Learning’; es decir, indica que está aprendiendo.

En caso de no llevar la L, el conductor novel se expone a una multa de 100 euros. No solo hay que llevarla, sino que además tiene que estar siempre visible, en el lado izquierdo posterior del vehículo, en la luneta trasera. Y todas estas son las limitaciones y condiciones especiales que se tienen que cumplir por el hecho de ser conductor novel.

Años atrás fue obligatorio cumplir un límite de velocidad específico para los conductores sin experiencia, inferior al impuesto al resto de usuarios de la vía. Esta norma, sin embargo, se actualizó en el año 2011 y, desde entonces, los conductores que han obtenido el carnet de conducir recientemente pueden ir a la misma velocidad. Es decir, que sus limitaciones son las reflejadas por las señales de tráfico o por la normativa aplicable a cada vía o circunstancia –por obras, por ejemplo, y otras situaciones especiales-.