Respecto a lavar el coche hay dos variables: por un lado, la intención de mantenerlo limpio, y por el otro lado la intención de no dañar la pintura. Hay quienes creen que lavar el coche puede dañar la pintura, pero ¿sabías que los excrementos de los pájaros, o la sal en zonas de playa –o de montaña- también dañan la pintura? Sabiendo esto, y otros detalles, vamos a contarte cada cuánto tiempo lavar el coche para tenerlo limpio y cuidar la pintura y, en conjunto, toda su carrocería.

Es importante lavar el coche no solo porque así se mantendrá estéticamente más bonito y transmitiremos una imagen de limpieza, sino también porque la carrocería de nuestro vehículo está expuesta a elementos que pueden dañar la pintura. Los excrementos de todo tipo de pájaros, la savia de algunos árboles, la arena o la sal en zonas de playa y en zonas de montaña, cuando hay nevadas y se echa salitre al pavimento. Es decir, que lavar el coche no solo es una cuestión de estética y de limpieza, sino que también es importante para preservar en buen estado la pintura y la carrocería del vehículo. Ahora bien ¿cada cuánto tiempo lavar el coche?

Cada cuánto tiempo lavar el coche para mantenerlo limpio y cuidar la pintura

La recomendación genérica es lavar el coche cada dos semanas, en torno a 15 días es lo ideal. No obstante, si te preguntas cada cuánto tiempo deberías lavar el coche, lo cierto es que depende del uso. En zonas urbanas, por la contaminación, se ensuciará más fácilmente. En zonas de playa, y de montaña, hay que tener cuidado con la sal porque, poco a poco, irá dañando la laca de la pintura de nuestro coche e irá deteriorando la carrocería. Por eso, en este tipo de usos y de condiciones, es recomendable lavar el coche con mayor frecuencia.

Sin embargo, si nuestro coche duerme en garaje a cubierto, por ejemplo, y hacemos poco uso de él, es posible que podamos lavarlo cada más tiempo sin ningún tipo de problema. Y hagamos el uso que hagamos del coche, es importante usar las técnicas adecuadas para su limpieza porque, de lo contrario, es posible que dañemos la pintura al hacer el lavado. Si usamos Fairy de manera recurrente, por ejemplo, acabaremos por dañar la laca de la pintura y, con el tiempo, será peor.

Si vamos a lavar nosotros mismos el coche es importante utilizar agua a presión y champú de coche. Además, para aplicar este tipo de productos de limpieza es importante hacer uso de las bayetas de microfibra, porque sino podríamos provocar arañazos en la pintura y otro tipo de daños. Por supuesto, también es mucho más sencillo, si no disponemos de un espacio donde poder lavar el coche nosotros mismos, ir a un túnel de lavado con esta frecuencia recomendada: en torno a las dos semanas será lo ideal para prácticamente cualquier conductor.