El Fairy es, en realidad, un líquido lavavajillas con un enorme poder contra la grasa. Y es, probablemente, la marca más reconocida. Aunque es un excelente producto de limpieza en la cocina, hay quien se pregunta si es bueno lavar el coche con Fairy cuando no tenemos productos especializados, o si es mejor evitar este producto. Ya te anticipo que los resultados van a ser buenos a nivel de limpieza, porque vas a conseguir que el coche quede limpio, pero ¿es bueno para tu coche?

Como avanzábamos, el Fairy es un líquido lavavajillas que debe su enorme poder de limpieza a una gran concentración de tensoactivos. Contiene ftalatos y almizcles sintéticos, que son productos químicos y, en definitiva, como ya sabemos todos, es un producto de limpieza que no debe faltar en el hogar. Aunque sea un producto lavavajillas, es muy habitual que se utilice en otras zonas de la casa y, por ejemplo, para quitar la grasa o el aceite después de haber estado tocando algo de la mecánica de nuestro coche. Pero aquí la pregunta es: ¿es bueno lavar el coche con Fairy?

¿Es bueno lavara el coche con Fairy o puede deteriorar la laca, la pintura o la propia chapa?

Como ya te contábamos, con el Fairy, sin duda, vas a conseguir que el coche quede limpio. Pero ¿es bueno lavar el coche con Fairy? La realidad es que no, porque puede dañar la laca de la pintura de nuestro coche si lo utilizamos de manera recurrente y esto, a la larga, hará que se deteriore también la pintura. Evidentemente, no va a ocurrir si únicamente utilizamos una vez el Fairy para lavar el coche, o si lo utilizamos varias veces. Pero si se convierte en nuestro producto habitual de limpieza para el coche, poco a poco sí que irá provocando daños en la pintura.

Así que, si queremos lavar el coche y que quede limpio, pero que además no se deteriore la pintura, lo mejor es utilizar productos especializados para la carrocería de nuestro vehículo. Son los que se denominan champú para coche y, además de dejar la carrocería perfectamente limpia si se usan adecuadamente, están desarrollados para cuidar la pintura y evitar su desgaste. Ahora bien, si tuviéramos una emergencia puntual, en la que no dispusiéramos de champú específico para coche, una solución mejor al Fairy sería el gel de ducha que todos tenemos en casa.

Es decir, que de normal es mejor lavar el coche con champú de coche, en lugar de utilizar Fairy. Pero si en alguna ocasión nos viéramos en un apuro, y no tuviéramos disponible nuestro champú de coche, la mejor alternativa sería el gel de ducha o gel de baño. Sí, el mismo que utilizas en casa, cuando te duchas o te bañas, para lavar tu propio cuerpo. No obstante, cualquier tipo de producto se debe aplicar con un paño de microfibra que no dañe la carrocería de nuestro vehículo.