Su llegada debe ser inminente pero hasta la fecha no habíamos podido ver el nuevo Ford Focus 2018 sin el alegre camuflaje con el que el fabricante americano mostró por primera vez la nueva generación de su compacto. Pero los compañeros de Burlappcar ya han sido los primeros en cazarlo.

Tal y como podemos observar en su estampa lateral, las formas responden fielmente a lo que habíamos visto hasta ahora con un diseño general que sigue la tendencia vista en el Ford Fiesta. De hecho tanto el frontal como los faros traseros son muy parecidos e incluso el alerón situado sobre la luneta posterior, que ha perdido los dos elementos verticales de los laterales que habíamos visto hasta ahora.

Para apreciar las diferencias entre el pequeño utilitario de Ford y el Ford Focus 2018 hay que fijarse en los detalles ya que estos no saltan a la vista. La ventanilla trasera muestra una zona acristalada fija de mayor superficie y los nervios laterales de la carrocería no son continuos sino que el trasero va por encima de la manilla posterior hasta mitad de puerta mientras que el delantero nace también del foco pero va a morir justo en la unión de las dos puertas.

Pocas opciones y mayor equipamiento de serie para el Ford Focus 2018

ford focus 2018

Ford parece haber seguido la línea marcada desde hace tiempo por los fabricantes japoneses, que ofrecen acabados cerrados en las que las opciones se limitan a unas pocas. Esto permite a las fábricas trabajar de una forma mucho más eficaz al minimizar el número de diferencias entre los diferente vehículos y, por lo tanto, poder abaratar el coste final.

Sirva como ejemplo el caso del Fiesta en el que se ofrecen cinco niveles de acabado (Trend, Trend+, Titanium, ST-Line y Vignale) y dentro de ellos, las opciones se limitan a paquetes cerrados de seguridad con ayudas a la conducción o al aparcamiento.

En cuanto a las carrocerías disponibles para el Ford Focus 2018, se seguirá vendiendo el berlina de cinco puertas y casi con toda seguridad hará aparición de nuevo una versión SportBreak. Además no se descarta una versión con el apellido «Active» y la cual incrementa la altura de la carrocería además de reforzar algunas zonas de la carrocería para darle un aspecto más crossover.

En el apartado de las motorizaciones, serán muy similares a las actuales con potencias de entre 100 y 200 cv además de una híbrida similar al Mondeo. De momento, ni la versión ST ni tampoco la RS de altas prestaciones (la cual fue la última en llegar a un modelo veterano que ya acumula 8 años en su actual versión) han recibido confirmación.