Cupra ha presentado en sociedad el Cupra UrbanRebel Concept, que viendo sus fotografías no hace falta ver que es un coche eléctrico conceptual. Ahora bien, ya han hecho oficial que será la base sobre la que se desarrollará un nuevo coche eléctrico de la marca, que llegará en el año 2025, y que será un ‘crossover’ dentro del segmento de urbanos. Es decir, que a todas luces ocupará el puesto del SEAT Acandra, pero en Cupra y un año más tarde.

Igual que el Skoda Elroq, el Volkswagen ID.1 y el ya mencionado SEAT Acandra, el nuevo coche eléctrico de Cupra que se basará en este Cupra UrbanRebel Concept estará desarrollado sobre la plataforma MEB Entry. Se estrenará en el año 2025 y el motivo por el que tiene este aspecto tan racing es porque, aunque de vez en cuando nos lo tienen que recordar, para Cupra ‘la deportividad es el núcleo de su ADN’. Por otro lado, aseguran que nos da ‘una idea del lenguaje de diseño’ en el que va a estar inspirado ese modelo. Lo importante, sin duda, va a ser el precio de este y el resto de pequeños coches eléctricos que prepara todo el Grupo Volkswagen. Porque en otro segmento quizá no, pero en este los precios serán críticos para conseguir unas buenas ventas.

Qué nos desvela el Cupra UrbanRebel sobre el futuro coche eléctrico pequeño y barato de Cupra

Lo primero que es interesante destacar es que desde la directiva de Cupra han indicado que ‘Volkswagen prevé fabricar 500.000 eléctricos urbanos al año en Martorell’, donde no solo está este nuevo modelo de Cupra, sino entrarán otros –como el SEAT Acandra al que tanto hacemos referencia-. A nivel algo más técnico, este concept tiene una llamativa carrocería de 4,08 metros de largo, 1,79 metros de ancho y tan solo 1,44 metros de alto. Esto lo hace similar en dimensiones al SEAT Arona, para que nos podamos hacer una idea de cuáles son las intenciones concretas del Grupo Volkswagen con sus diferentes coches eléctricos para la ciudad.

El UrbanRebel Concept tiene un motor eléctrico de 340 CV, pero que puede llegar a prestar 435 CV en momentos puntuales. Podemos ir olvidándonos de que estas cifras guarden ningún tipo de parecido con el coche eléctrico de Cupra para la ciudad que se basará en él. Evidentemente, su potencia estará mucho por debajo. Pero con estos números, el concept puede hacer una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 3,2 segundos. Y como ocurre con el ID.3 y el Cupra Born, lo más probable es que el producto final que nazca de él cuente con un único motor eléctrico conectado al eje trasero, con prestaciones notablemente inferiores.

El punto clave está en que el Grupo Volkswagen pretendía lanzar antes estos productos, pero han tenido que esperar con la intención de que se reduzcan los costes y precios de las baterías de iones de litio. El objetivo de esta ofensiva de coches eléctricos para la ciudad está marcado en torno a los 19.000 euros. Pero seguro que veremos diferencias sustanciales entre los precios del modelo de Skoda, el de Volkswagen, el de SEAT y este último de Cupra.

Fotos del Cupra UrbanRebel