Curiosamente, ciertas infracciones al volante se repiten mucho más que el resto, y a pesar de las constantes campañas de seguridad vial que tratan de evitarlo. Hay, concretamente cinco multas típicas que si no te han puesto a ti –alguna de ellas-, le habrán puesto a un amigo o familiar. Es pura estadística, y estas son las cinco multas más habituales que cometemos los conductores:

La primera en este ránking, cómo no, es el exceso de velocidad. Nada menos que el 39% de los conductores circula por encima de la velocidad máxima permitida en la vía pública, a pesar de que conocemos perfectamente que una sanción de este tipo puede suponer una multa de 600 euroscomo máximo- y la retirada de 6 puntos. Eso sí, quizá la que más sorprende –entre las más habituales- es la de conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas, muy frecuente entre los jóvenes, y con multas de hasta 1.000 euros y 6 puntos.

guardia civil de trafico

Las multas más frecuentes se podrían evitar fácilmente

Otra que se repite verano tras verano es la de conducir descalzo, o con chanclasque es casi peor-, y que implica una multa de 200 euros con la correspondiente retirada de 3 puntos del carnet. Y ya es grave en el coche, donde complica cualquier maniobra, pero debería ser pecado para los motoristas. La cuarta posición la ocupan los problemas de mantenimiento del vehículo. Ya sea circular sin ITV, que nos puede costar 200 euros en el mejor de los casos, o llevar los neumáticos demasiado gastados, por ejemplo.

Y otra, que no sólo es una de las más frecuentes, sino también una de las que más accidentes provoca día tras día en la carretera: usar el móvil mientras estamos conduciendo. Una lástima que sólo nos van a multar con 200 euros, y sólo nos van a retirar 3 puntos del carnet, porque esta mala práctica es, en muchas ocasiones, la más peligrosa de todas. Recuerda que aumenta el tiempo de reacción de forma notable, que provoca una muy grave distracción… y que seguro que esas conversaciones de WhatsApp pueden esperar, o simplemente usa un manos libres y llama a quien necesite de ti.