En la alineación de la firma francesa hay un nuevo protagonista, el Citroën C3 que, además de haber heredado los airbumps del Citroën C4 Cactus, también ha recibido importante rediseño inspirado, en cierto modo, en el Citroën Aircross Concept. Se ha impuesto en este nuevo modelo ese carácter SUV que, según se ha podido conocer, afectará también al nuevo Citroën C4 y a la próxima generación del Citroën C5.

De momento es poca la información que se tiene al respecto, pero desde la directiva de Citroën se han mostrado favorables a adoptar el carácter SUV en otros modelos de la firma, y al menos tanto el Citroën C4 como el Citroën C5 serán algunos de los que se vean afectados por este giro en el lenguaje de diseño.

citroen c4 2017

Los nuevos Citroën C4 y C5, inspirados también en el Cactus

Según la información que tenemos hasta el momento, el Citroën C4 será la base del lenguaje de diseño de los nuevos modelos, y uno de los rasgos más característicos de la ‘nueva Citroën’ serán las protecciones plásticas. Sí, los airbumps del nuevo Citroën C3 han tomado un estilo diferente con unas dimensiones más reducidas y adoptando además la personalización con un color de contraste, pero la base es la misma, y parece que se impondrá en todos los modelos.

No obstante, también en el Citroën C3 se da la opción al cliente de instalar o no los airbumps, luego no será el único rasgo identificativo de marca que veremos tanto en el Citroën C4 como en el C5. Otro punto clave será la doble banda cromada siguiendo la línea de los chevrones y los pilotos con ese mismo diseño. En cualquier caso, como adelantábamos, estos dos nuevos modelos tendrán un aspecto más SUV, y realmente no se sabe cómo Citroën va a conseguir esto, pero lo más probable es que lo haga de la misma manera que en el Citroën C4 Cactus y el nuevo Citroën C3.