Hay múltiples formas de engañar a los radares e impedir que nos pongan una multa por exceso de velocidad, o al menos eso es lo que nos prometen muchos. Ahora bien, además de que es delito y no sólo conlleva la sanción económica –más la retirada de puntos- si nos pillan, lo cierto es que no son tan efectivas como nos prometen. Y lo que ahora se ha puesto de moda son las pegatinas para la matrícula, que ocultan los dígitos cuando salta el flash.

Lo que hacen estas pegatinas reflectantes para la matrícula es provocar que la luz rebote desde el flash del radar, de tal forma que se distorsionen los dígitos o letras que hayamos modificado y, aunque a plena luz del día no se nota absolutamente nada, es imposible identificar sólo por la matrícula al vehículo y su propietario. Pero claro, para eso es necesario que salte el flash, luego la primera condición que se tiene que cumplir es que sea de noche cuando nos pilla el flash.

 

Pegatinas para la matrícula ¿un método efectivo contra las multas de los radares?

Es tan sencillo como comprarlas por Internet, y su instalación la puede hacer cualquiera sin ser un manitas. Ahora bien, resulta que la Dirección General de Tráfico las conoce, y en más de una ocasión se han denunciado conductores por su utilización. Igual que tú y que yo, en la DGT también siguen todo este tipo de prácticas contra los radares de velocidad muy de cerca, y como cuentan en Diariomotor se ha intensificado la vigilancia contra este tipo de pegatinas. Recuerda que, además de radares, también hay cámaras de tráfico que vigilan constantemente, y tampoco es demasiado complicado revisar de quién es el vehículo que pasó por tal tramo a tal hora.

Por lo tanto, aunque parecen un excelente invento, no lo creas. De hecho, lo que puede quedar en una mínima multa económica podría convertirse en un delito por este tipo de prácticas, así que lo mejor es no probar si funcionan, porque ya podemos asegurarte que sí funcionan contra los radares, pero la DGT está curada contra este tipo de maniobras.