La Clase S de Mercedes-Benz tiene una nueva versión, el potente Mercedes-AMG S 65 Cabrio que llega con un bloque motor de 6.0 litros V12 y turboalimentado. Una bestia sin precedentes que apuesta por los 12 cilindros para prestar una velocidad máxima de 250 km/h, pero porque viene limitado.

BMW M2 Cabrio, o cómo sería dejarte despeinar por sus 370 cv

El Mercedes-AMG S 65 Cabrio es potencia, lujo y confort

La división deportiva ha retocado el Clase S para introducir, en el apartado puramente estético, una parrilla con doble módulo en la parte frontal y escape cromado en la parte trasera, donde ahora luce dos salidas. Además de esto, tenemos la capota de lona electro hidráulica en cuatro colores diferentes, con un cierre y apertura que se completa en sólo 17 segundos a un máximo de 50 km/h si queremos activarla en funcionamiento.

Galería de fotos del Mercedes-AMG S 65 Cabrio

Tenemos que sumar, a lo anterior, que el Mercedes-AMG S 65 Cabrio cuenta con difusor trasero y llantas de 20 pulgadas de 16 radios, que esconden unos discos composite de 420 y 360 milímetros para el sistema de frenado.

Otros detalles del Mercedes-AMG S 65 Cabrio

En el interior, por supuesto, asientos tapizados en cuero y de corte deportivo, como el volante. Y como ya adelantábamos, este modelo cuenta con un bloque motor de 6 litros V12 biturbo para entregar 630 cv de potencia con un consumo homologado de 12 litros a los cien y un par máximo de 1.000 Nm.

Para dar e máximo rendimiento, esta versión descapotable cuenta con el sistema AMG SpeedShift Plus 7G-Tronic, una transmisión con siete velocidades para dar uun 0 a 100 km/h que se completa en sólo 4,1 segundos y rendir a un máximo de 250 km/h. Ahora bien, podemos añadir el pack AMG Driver’s para que esta limitación se elimine y podamos alcanzar hasta 300 km/h como velocidad punta.

Quizá también te pueda interesar…