El equipamiento del coche es algo importante, qué duda cabe. Pero una vez comprado el coche pueden ir surgiéndonos nuevas necesidades o inquietudes que podemos cubrir con accesorios para el vehículo como, por ejemplo, cargadores de móvil o soportes de tablet, si viajamos con niños en las plazas posteriores. Hemos recogido para ti una serie de accesorios para el coche que te pueden convencer por su utilidad, pero también por su precio.

Cargador de móvil: rápido, pequeño, con dos tomas… ¡por 7 euros!

El imprescindible de todo coche es el cargador para teléfono inteligente ¿verdad? Pero no todos son iguales, algunos cargan más lento que otros. La clave está en el amperaje, cuanto más elevado mejor. Por solo 7 euros tienes un cargador doble que sirve hasta 4,8A; es decir, 2,4A por cada toma, de tal modo que puedes cargar un móvil o una tablet a alta velocidad sin ningún tipo de problemas.

Parasoles para todas las ventanillas del coche ¡menos calor por 12 euros!

Quizá leas esto en otro momento, pero ahora que es verano… nada mejor que unos parasoles, si no tienes las lunas tintadas, para mantener fresco el habitáculo e impedir que se vea qué hay dentro del vehículo. Los tienes de todas las formas y colores, pero hemos encontrado para ti este pack con 6 parasoles para tapar todas las ventanas, y por solo 12 eurosSin duda, mucho más económico que un tintado de lunas… y para todos los cristales, no solo los traseros.

Otros accesorios imprescindibles para tu coche que puedes comprar a buen precio

Hablando del verano, y de las altas temperaturas, una nevera portátil puede ser tu mejor aliado en el coche. Las tienes disponibles por 109 euros con 39 litros de capacidad, con enchufe de mechero y muy completa. Pero también la puedes comprar más barata, claro: 57 euros, por ejemplo, igualmente con toma de mechero pero solo con 8 litros de capacidad.

Y aunque no deberías tomar ni una gota de alcohol al volante, un alcoholímetro portátil no debería faltar jamás en un coche. Sobre todo porque, aunque creas que vas bien y solo te has tomado un par de cervezas, es posible que te hayan ‘subido’ más de lo que crees.