Peugeot lanzará a mediados de 2019 una más que interesante versión en su berlina, el Peugeot 508. A partir de ahora, tanto la berlina como su variante familiar podrán contar con dos versiones híbridas enchufables, algo que también encontraremos en su modelos SUV, el 3008. De esta forma, aquellos que busquen un híbrido enchufable podrán disfrutar de los nuevos Peugeot 508 Hybrid y Peugeot 3008 Hybrid.

Estos serán los dos primeros modelos, previstos para el segundo trimestre de 2019 al que después seguirán otras variantes del grupo PSA como el Peugeot 5008, Opel Grandland X, Citroen C5 Aircross y DS 7 Crossback. Se ofrecerán en dos versiones, Hybrid e Hybrid4 en función de la tracción y la potencia máxima.

Peugeot 508 y 3008 Hybrid: así son

Los nuevos Peugeot 508 y 3008 Hybrid compartirán mecánica y esta será el motor de gasolina 1.6 PureTech de 180 cv que actuará en combinación con un pequeño motor eléctrico de 80 kW (110 cv) situado en el eje delantero. La potencia combinada de salida será de 225 cv e irá asociada a una caja de cambios e-EAT8, automática y de ocho velocidades.

Para aquellos que busquen aún más, existirá la opción Hybrid4 en el caso del 3008 que contará con un segundo motor eléctrico de igual potencia situado en el eje trasero. Con ello el Peugeot 3008 Hybrid4 contará con tracción total y una potencia combinada de 300 cv.

Cuentan con una batería de iones de litio, con capacidades de 11,8 kWh para el Hybrid y de 13,2 kWh para el Hybrid4. La autonomía homologada es de 40 km y 50 km respectivamente, pudiendo alcanzar un máximo de 135 km/h en modo completamente eléctrico. Los tiempos de recarga de la batería son de 7 horas (3,3 kW – 8 A), 4 horas (3,3 kW – 14 A) y 1:45 horas (6,6 kW – 32 A). La toma está ubicada en la aleta trasera izquierda.

Entre sus características destacan el uso del e-pedal con el cual no es necesario utilizar el freno al recurrir a la recuperación de energía, que es capaz de detener el vehículo. Además se puede reservar entre 10 y 20 km de autonomía eléctrica para usar más tarde, por ejemplo en ciudad.

Dispone de una instrumentación específica para la gestión de la carga y cómo se está usando la energía eléctrica además de elementos propios que informa de la autonomía, red de carga, etc.