Dacia llevaba ya tiempo avisando de que lanzaría al mercado el coche eléctrico más barato. Y meses antes de hacerlo enseñó el Spring como prototipo. Ahora, finalmente, el Dacia Spring se ha revelado al completo y, a falta de definir el precio en España, ya sabemos cuáles son sus características técnicas y sus claves. Pero ¿será suficiente? Evidentemente, es un modelo bastante limitado tanto por prestaciones como por autonomía.

Las claves del Dacia Spring ¿suficiente para el ‘eléctrico más barato’?

El Dacia Spring parte sobre la base de sus tan solo cuatro plazas homologadas. Es decir, que por habitabilidad es un modelo bastante limitado. Ahora bien, no es extraño que solo hayan homologado cuatro plazas, puesto que sus dimensiones son realmente compactas: tan solo 3,73 metros de largo y apenas 1,62 metros de ancho. Es pequeño, muy pequeño, a pesar de que de alto mide 1,51 metros, que es exactamente lo mismo que nos ofrece un Sandero. Pero de largo, y de ancho, es un coche todavía más compacto.

Lo interesante es que en esta reducida habitabilidad interior el maletero es muy grande en comparación con modelos relativamente parecidos. De este habitáculo se han sacado nada menos que 300 litros. Y si despreciamos la fila trasera de asientos llegamos hasta los 600 litros, así que en capacidad de carga el Dacia Spring no se queda en absoluto corto.

Potencia y autonomía limitadas en el Dacia Spring

Para mover al Dacia Spring se ha optado por un único motor delantero de 44 CV de potencia. Y este motor, que hace que sea tracción delantera, está conectado a una batería de iones de litio con 26,8 kWh de capacidad. Con estos datos de ficha técnica, el Dacia Spring promete una autonomía de 225 km según el ciclo de homologación WLTP. Así que, tanto por potencia como por autonomía, es un coche inevitablemente limitado al ámbito urbano y periurbano. Pero no, no es un coche con el que se puedan plantear viajes, a pesar de que el maletero sea sorprendentemente amplio para sus dimensiones.

Hay otro dato técnico que limita al Dacia Spring, y es que su velocidad punta está limitada, por electrónica, a 125 km/h. De hecho, cuenta con un modo ECO que nos deja circular a tan solo 100 km/h como máximo y que, además, limita su potencia a 30 CV. Por lo tanto, todas estas especificaciones vuelven a confirmar que es un modelo eléctrico barato, sí, pero que no tiene aspiraciones más allá de la ciudad.