La bomba de agua del coche es un componente crítico de la mecánica del vehículo, y más específicamente del motor. Esta pieza, tan sumamente importante, se encarga de hacer que el líquido refrigerante se distribuya por todo el sistema de refrigeración del motor. Y estos son algunos síntomas de avería de la bomba de agua de los que debes estar pendiente.

La bomba de agua del motor del coche es accionada por la propia correa de transmisión y funciona, única y exclusivamente, cuando el motor del vehículo está encendido. Está conectada al cigüeñal y como comentábamos anteriormente, es la que hace circular el agua, o más bien el líquido refrigerante, por todo el circuito de refrigeración del motor. Si falla, la circulación del anticongelante dejará de producirse, o dejará de producirse correctamente. Y el mayor riesgo es que se puede sobre calentar el motor llegando a producirse una avería bastante más grave y cara.

taller de coches

Síntomas de que la bomba de agua de tu coche tiene una avería o está fallando

En tanto que la bomba de agua es la que se encarga de mover el líquido refrigerante para mantener el motor frío, o en una temperatura de funcionamiento óptima, es bastante evidente que uno de los síntomas clave de una posible avería de la bomba de agua está en que el motor del coche llegue a una temperatura demasiado alta. Si esto ocurre, es bastante posible que tengas una avería en la bomba del circuito de refrigeración. Deberías revisar este, y el resto de componentes del sistema de refrigeración, si detectas que la temperatura del motor sube de manera anómala.

Hay otro síntoma de avería de la bomba de agua que son las fugas de líquido refrigerante. Esta pieza tiene una serie de juntas y sellados que mantienen el líquido refrigerante dentro de la bomba; si este sistema estanco se estropea, entonces habrá pérdidas de líquido refrigerante que, efectivamente, tienen que ver con una avería de la bomba. Y otro posible síntoma son algunos ruidos que provienen del motor y que se producen por una avería en los cojinetes que sostienen la bomba de agua en el lugar que le corresponde. Esta avería produce un sonido similar a un zumbido cuando la bomba empieza a funcionar.

Es importante prestar atención a este tipo de síntomas porque, en el caso en que tardemos demasiado tiempo en detectar una avería de la bomba de agua, es posible que el motor funcione demasiado caliente y lleguen a producirse averías, por ejemplo, en la junta de la culata. Y esto, como seguramente ya sabrás, es bastante más caro de solucionar que una avería en la bomba. Tanto si hay que repararla, como si hay que sustituirla, conviene hacerlo a tiempo porque será mucho más fácil y barato.