El mal olor del coche se puede quitar de forma bastante sencilla, con bicarbonato de sodio. Es la solución más efectiva contra las humedades del interior y para absorber los malos olores que pueden provocar desde el tabaco hasta el vómito, pasando por cualquier otro tipo de suciedad en el habitáculo de nuestro vehículo. Solo hay que saber cómo usarlo, pero es realmente sencillo y además es una solución muy barata.

El bicarbonato de sodio es una solución en polvo que podemos comprar en cualquier supermercado, en un recipiente idéntico al que se venden los polvos de talco. Se utiliza tanto para absorber humedad como para neutralizar olores. Por eso, es la mejor solución para quitar el mal olor del interior de nuestro vehículo. No importa si es porque hemos llevado a nuestra mascota, si es porque huele a tabaco o si es porque alguien ha vomitado dentro. Cualquier problema de este tipo lo resolverá, es la mejor manera de quitar el mal olor del coche.

mal olor interior coche

Cómo quitar el mal olor del interior del coche con bicarbonato de sodio

Si el interior de nuestro coche huele mal por haber fumado dentro, para quitar el mal olor del tabaco lo primero será limpiar el cenicero –si lo tuviera- y después dejar un vaso grande lleno de bicarbonato de sodio en el interior del coche –en el reposa vasos, por ejemplo-. Lo dejaremos durante un mínimo de 12 horas y lo podremos retirar después.

Si tuviéramos mal olor por vómito, lo primero sería limpiar la tapicería correctamente, para después espolvorear el bicarbonato por la superficie que se manchó. Lo dejaremos actuar, de nuevo, un mínimo de 12 horas y después podremos retirar el bicarbonato con una aspiradora de mano para que quede completamente limpio y sin ningún tipo de residuo. Si podemos dejar al menos una ventanilla ligeramente abierta, para que ventile el interior del coche mientras actúa el bicarbonato de sodio, entonces los resultados serán más rápidos y además serán mejores.

ambientador de pino en el coche

En el caso de malos olores del aire acondicionado o la calefacción, es recomendable pasar por el taller para sustituir el filtro del habitáculo y, a continuación, utilizar un vaso grande lleno de bicarbonato durante al menos 12 horas para que absorba los malos olores residuales y neutralice los malos olores. Con esto debería ser suficiente para que, de nuevo, el sistema de ventilación interior de nuestro vehículo vuelva a oler correctamente.

Después de utilizar el bicarbonato de sodio para quitar los malos olores del coche, evidentemente, podemos utilizar algún tipo de ambientador para cochesque sea específico-. De este modo no solo nos habremos deshecho de los malos olores, sino que podremos perfumar el interior del vehículo para conseguir que el habitáculo huela de una forma agradable. En cualquier caso, con el bicarbonato de sodio, si lo usamos en la cantidad y durante el tiempo debidos, conseguiremos neutralizar los malos olores por completo.