En las gasolineras hay una serie de avisos e incluso de prohibiciones. Entre otras cosas, se nos alerta de apagar el coche para echar combustible. Pero ¿qué pasa si echas gasolina con el coche encendido? Aunque quizá creyeras que no, existen importantes riesgos. De primeras debes saber que sí, deberías apagar el motor del coche antes de llenar el depósito de combustible, pero ahora vamos a ver el porqué y qué ocurre, exactamente, si echas gasolina con el motor del coche encendido.

La gasolina es inflamable, tanto que incluso a -40ºC genera vapores que podrían provocar un incendio. Con tan solo una chispa se podría iniciar un importante fuego. Y una chispa se puede producir por roces de la mecánica, por el sistema eléctrico o incluso por la electricidad estática que se genera cuando estamos sentados en el asiento del vehículo. Aunque la probabilidad de que todo esto ocurra es baja, existe el riesgo de que el vehículo en funcionamiento produzca cualquier tipo de chispa.

¿Qué pasa si echas gasolina (o diésel) con el motor del coche encendido, o el contacto puesto?

El motivo por el que se indica en las gasolineras que hay que apagar el coche, incluyendo las luces, es por lo que comentábamos anteriormente. La electricidad, y la gasolina, no son buenas amigas. Existiendo cualquier tipo de sistema eléctrico en funcionamiento, el riesgo de que se genere una chispa es mayor que si el vehículo está completamente apagado. Por lo tanto, mantener el vehículo con el motor apagado, y sin el contacto, reduce el riesgo de incendio en una gasolinera de forma destacable.

Para evitar los riesgos de la electricidad estática, es recomendable que antes de echar el combustible toquemos una superficie metálica. Si hiciésemos esto, la electricidad estática se descargaría y, como venimos comentando en este artículo, se reduciría el riesgo de que una chispa sirva como detonante para la gasolina que estamos echando en el depósito de nuestro vehículo.

A pesar de que el riesgo existe, por todo lo que hemos explicado anteriormente, la probabilidad de que se produzca una chispa, y de que se prenda la gasolina, es bastante baja. Por eso, si tuviéramos un error y dejásemos encendido el motor de nuestro coche, no necesariamente se produciría un incendio. No obstante, hay que tener presente el porqué de que en las gasolineras se haga esta recomendación y, para estar lo más seguros posible mientras estemos repostando, apagar el vehículo.

Además, en muchísimos modelos hay que usar la llave para poder abrir el tapón del depósito de combustible. Eso hace que, cada vez más, en los vehículos modernos, sea complicado mantener el motor encendido mientras estamos echando gasolina.