Blog de coches en español con noticias, pruebas y reportajes sobre modelos

¿Qué incluye el renting de un coche, y qué no?

0

Comprar un coche nuevo es una cosa, y otra bien distinta es cómo comprarlo. Podemos hacerlo de forma ‘directa’, con pago al contado o financiación con crédito clásico, o podemos optar por un renting, además de las posibilidades de leasing y similares. Si nos decantamos por el renting de un coche, quizá lo que más nos interese es saber qué incluye en el precio de esa cuota mensual a la que vamos a comprometernos. Estas son algunas de las ventajas del renting.

Durante años el renting ha sido el modo de ‘compra’ de vehículos exclusivo de empresas, pero cada vez más los particulares se apuntan a esta modalidad. Lo típico era el contrato por una duración de 60 meses, pero ahora existe la posibilidad –según la compañía, claro- de hacerlo por 12, 24 ó 36 meses, por ejemplo, e incluso en algunos casos menos. Pero si es menos, lo habitual es llamarlo alquiler de larga duración, y el problema es que la cuota sube de precio por la mayor flexibilidad que se ofrece.

renting coche

Lo incluye prácticamente todo. Por ejemplo, el mantenimiento preventivo completo, o el seguro a todo riesgo sin franquicia.

Qué incluye el renting, y qué no: lo que pagas en la cuota mensual

 

Antes de nada, revisa el contrato que te ofrecen para conocer las condiciones del renting concretas, y así saber exactamente qué incluye, y qué no, la cuota mensual que te ofrecen. En cualquier caso, te vamos a contar las condiciones típicas del contrato base de renting para un vehículo nuevo, sin tener en cuenta la cuantía de la mensualidad.

Se incluyen las labores de administración en la adquisición del vehículo. Es decir, que en esta cuota mensual ya se incluyen matriculación, transporte y entrega del vehículo. Pero también, y esto es mucho más interesante, se incluye el mantenimiento mecánico preventivo en la red oficial del fabricante, de tal manera que ‘en la casa’ vas a pasar todas las revisiones periódicas.

No se incluyen los repostajes, pero se suelen ofrecer ventajas como, por ejemplo, descuentos en combustible. Y tampoco las averías por mal uso o neglicencia. El resto, todo incluido.

taller de coches

Pero en esta cuota se incluyen también los cambios de neumáticos, tanto el coste de las ruedas como la mano de obra –si se contrata-, y también la reparación mecánica en caso de avería. Y otro punto muy interesante, y por el que la mensualidad no es ‘tan cara’ como pueda parecer, es que se incluye el seguro a todo riesgo sin franquicia, por norma general, aunque puede tener algunas coberturas menos según con quién contrates.

Además se suma a lo anterior el servicio de reclamación de multas hasta agotar la vía administrativa, y el vehículo de sustitución durante el tiempo que dure la reparación de tu coche en caso de avería o accidente. Y por último, en el contrato típico de renting se incluye también un servicio de asistencia en carretera.

Lo que no se incluye son las multas al conductor agotada la vía administrativa, y tampoco las reparaciones por neglicencia o mal uso del vehículo. Y por supuesto, tampoco se ofrecen en esta cuota los repostajes de combustible, aunque se puede solicitar como servicio añadido en algunos casos, en forma de tarjeta de combustible.

¿Qué coche me compro? - ¡Te ayudamos a escoger y resolvemos tus dudas!

Uso de cookies

Como cualquier web, TestCoches utiliza cookies, y si continuas navegando aceptas nuestra política. Puedes leer más en la política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies