Si llevas un faro fundido, o se te ha fundido un piloto, las autoridades competentes te pueden poner una multa de 200 euros. Pero además, si tuviésemos tantas luces fundidas como para que un agente considere que no somos suficientemente visibles, nos pueden llegar a inmovilizar el vehículo por suponer un riesgo para los usuarios de la vía pública. Por eso, y por otros motivos, es muy recomendable llevar un juego de lámparas de recambio.

Si circulamos con una luz fundida en nuestro coche, tal y como se explica en el Anexo X del Reglamento General de Circulación, se nos puede aplicar una multa de 200 euros. En este apartado de la normativa es en el que se explica cómo deben ser los sistemas de iluminación de cada tipo de vehículo, y es la documentación que utilizan los agentes para poder aplicar la sanción correspondiente. Aquí se explica, entre otras cosas, que los turismos deben tener dos luces de cruces delanteras. Si llevásemos una luz fundida, entonces solo estaríamos llevando una, luego estaríamos incumpliendo la normativa, y por tanto se nos podría aplicar dicha multa de 200 euros.

Cuánto es la multa por llevar una luz fundida en el coche y cómo evitar este y otros problemas

Más allá de la multa por llevar una luz fundida, si los agentes consideran que nuestro vehículo no es visible, o no lo suficiente, nos podrían llegar a inmovilizar el vehículo. Esto puede darse si, por ejemplo, no nos funciona ninguna de las luces de un lado y nuestro vehículo se puede llegar a confundir con una motocicleta. El motivo es que el reglamento persigue la máxima seguridad de la vía pública y da más importancia a ser vistos por el resto de usuarios que a nuestra propia visibilidad durante la conducción.

Este tipo de problemas, sin embargo, se pueden evitar llevando un juego de luces de recambio para poder sustituir la bombilla en caso de que se estropee mientras estamos en circulación. No es obligatorio llevarlo encima, pero por razones de seguridad sí se recomienda llevar un juego completo de iluminación. Por otro lado, si la que se funde es una de las luces de la matrícula –la mayoría de vehículos llevan dos bombillas encima de la matrícula-, la multa también sería de 200 euros.

Antes de hacer un viaje, sobre todo, es recomendable revisar el estado de las luces de nuestro vehículo. Además de que nos pueden poner una multa por circular con alguna de nuestras luces fundida, también tendremos problemas a la hora de pasar la ITV.