Seguro que en algunos talleres y tiendas especializadas habrás visto que puedes inflar las ruedas con nitrógeno, y que además te prometen una serie de ventajas que lo hacen interesante. Pero ¿es cierto que aporta ventajas el inflado de los neumáticos con nitrógeno? La realidad es que sí tiene ventajas que van desde un mejor mantenimiento de los neumáticos hasta un mejor control del vehículo en la conducción, e incluso ventajas a nivel ecológico.

Lo normal es inflar las ruedas con aire, y es algo que podemos hacer tanto en gasolineras como incluso en nuestra casa. De hecho, con un compresor de 12V podríamos hacerlo en cualquier parte, con el propio coche. En cualquier caso, en talleres y tiendas especializadas podemos inflar las ruedas con nitrógeno y nos aseguran que tiene algunas ventajas. Como ya te comentábamos, sí, es cierto que aporta beneficios en diferentes aspectos, pero también hay que tener en cuenta que es más caro y que, además, solo vamos a poder hacerlo en determinados sitios muy específicos.

inflar neumaticos coche 2

Las ventajas de inflar los neumáticos con nitrógeno

Lo cierto es que el inflado de los neumáticos con nitrógeno, en tanto que este gas es más tolerante a las temperaturas elevadas. Por este motivo, al circular no se calienta tanto como lo hace el aire convencional y mientras estamos conduciendo no se aumenta la presión. Al no verse tan afectado por las temperaturas del invierno, y sobre todo del verano, el desgaste será más uniforme en nuestros neumáticos y por lo tanto se prolongará la duración de nuestras ruedas. Esta misma característica del nitrógeno, el hecho de que no se vea tan afectado por las variaciones térmicas, hace también que sean más seguros en la conducción porque se garantiza en mayor medida que la presión sea la idónea y, por tanto, también lo sea la adherencia.

Otra característica del inflado con nitrógeno, frente al uso de aire convencional, es que por las características de este gas se pierde menos presión con el paso del tiempo. Estamos acostumbrados a que, de forma progresiva, el aire vaya escapando de nuestras ruedas hasta que tenemos que volver a inflarlas. Pues bien, este proceso ocurre también con el nitrógeno, pero lo cierto es que nos durarán correctamente infladas durante más tiempo. Así que, a priori, nos hará acudir menos veces al taller –o centros especializados- para tener que volver a inflar nuestras ruedas.

ITV Neumaticos 2018

Y como comentábamos anteriormente, hay otra ventaja y es que se reducen las emisiones de CO2, así que utilizar este gas para el inflado de los neumáticos es, además de todo lo anterior, más ecológico. Y no tienes por qué preocuparte si vas a inflar las ruedas con nitrógeno, porque cuando la presión disminuya se pueden inflar con aire aunque haya nitrógeno en su interior. Es decir, que se pueden combinar y no vamos a tener ningún tipo de problema durante la conducción.

El gran problema está en que inflar las ruedas de la forma convencional nos puede costar apenas 1 euro en gasolineras, o nos puede salir totalmente gratis. Y sin embargo, usar nitrógeno para inflar nuestros neumáticos cuesta entre 3 y 5 euros por cada uno de nuestros neumáticos. Es decir, que no es en absoluto económico. Si merece la pena, o no, ya es decisión tuya. Pero es verdad que tiene algunas ventajas, y también es cierto que es bastante caro.