Cuando se cambian neumáticos del coche, para evitar que se desgasten de forma irregular –más por los laterales que por el centro- se tiene que hacer el paralelo. Esto, además, va a hacer que el coche sea más seguro y confortable durante la conducción. En casi cualquier taller nos van a incluir el paralelo en el servicio de cambio de neumáticos; pero si no fuera así lo deberíamos pedir, porque es importante para que los neumáticos nos duren todo lo posible en buen estado. Pero ¿cuál es su precio?

El precio de hacer el paralelo en nuestro coche va a depender del taller al que vayamos y dónde vivamos, evidentemente, pero cuesta 44,53 euros de media en España. Como avanzábamos, se hace cada vez que se cambian neumáticos en el vehículo; no obstante, es recomendable que se haga cada aproximadamente 15.000 kilómetros, de tal modo que el coche ‘pise correctamente’. El paralelo, llevar la presión adecuada en los neumáticos y hacer el equilibrado son puntos clave para que el coche tenga la adherencia correcta y los neumáticos no se desgasten de manera prematura y de forma irregular. Es decir, que es una cuestión también de seguridad y de confort.

Cuánto cuesta hacer el paralelo – Precios de hacer el paralelo en el coche

Aunque hay provincias en las que hacer el paralelo en el coche es más caro, el precio medio es de 44,53 euros en España. No obstante, lo habitual es que este importe no se pague de forma aislada, sino que quede recogido en la factura del cambio de neumáticos, donde también vamos a tener que pagar la ecotasa. Por eso, incluso cuando los neumáticos son económicos, la factura acaba siendo bastante más cara porque tenemos que incluir otros aspectos a llevar a cabo en la mecánica de nuestro vehículo.

Hacer el paralelo en el coche también es importante si se cambian amortiguadores, por ejemplo, o se hacen determinadas modificaciones en la suspensión. Y hacer la alineación de las ruedas, que es lo que conocemos como hacer el paralelo, consiste en poner las ruedas paralelas en cada eje del vehículo y, al mismo tiempo, poner en paralelo los ejes entre sí. De este modo se ajustan las cotas de dirección en los diferentes ángulos. Y este tipo de regulación se hace mediante equipos láser u ópticos, que son equipos bastante sofisticados.

Además de todo lo que ya hemos comentado, hacer la alineación de las ruedas va a evitar que el coche se desvíe de su trayectoria recta cuando estamos circulando por la carretera de manera normal. Y también va a evitar que se incremente el consumo de forma innecesaria, porque el vehículo rodará correctamente. Pero, sobre todo, lo notaremos en que los neumáticos no se irán desgastando de manera irregular.