Estamos en la recta final del año 2017. Muchos tendréis pensado cambiar de coche durante el 2018, aunque no tengáis prisa por ello. Vamos a daros las claves para comprar un coche nuevo en el mejor momento del año. Si podéis esperar, ya le lleváis la delantera a los concesionarios que siempre tienen que vender.

¿Influye el mes?

Si has entrado a leer este post, significa que dudas sobre si esperar a un mes en concreto para comprar tu vehículo. La verdad, es que el mes no importa en exceso, ya que en precios tan altos, la variación suele ser irrisoria, pero si que puede llegar a influir.

De cara a las vacaciones de verano, mucha gente busca adquirir un vehículo nuevo para exprimirlo durante la época estival. La marcas saben esto, por lo que durante los meses de Abril y Mayo, las oportunidades suelen ser menores, ya que mucha gente comprará el vehículo sí o sí para poder tenerlo a tiempo.

Mientras que en épocas intempestivas, los concesionarios necesitan cumplir unos objetivos y rebajan el precio de sus vehículos. Por lo que las fechas más cercanas al final de año, son las mejores para adquirir un vehículo nuevo. E incluso, el final de mes, es un buen momento para adquirir el mismo vehículo ya que las prisas por vender solo benefician al comprador.

El precio no lo es todo

Bien es cierto, que siempre acudes a por un vehículo porque, o bien te gusta, o bien has visto una oferta en un anuncio que parece imbatible. Aunque la realidad, es que todas las ofertas que promocionan las marcas incluyen una financiación bastante abusiva con la financiera de la marca.

Por lo que si a ti te rebajan 2.000 euros por financiar con la marca, ellos recuperan con creces esos 2.000 euros a base de intereses. Os recomendamos no financiar el vehículo con la marca.

Además del precio y la financiación, son muy interesantes las promociones que incluyen los mantenimientos, los cambios de neumáticos o algún extra adicional. 

Busca un vehículo que esté a punto de cambiar

Los «restyling» suelen ser de los mejores momentos para comprar un vehículo. Un restyling, es un lavado de cara que las marcas realizan a sus vehículos. Seguramente, los vehículos cambien más bien poco, pero al ser anteriores, los concesionarios se ven obligados a bajar su precio.

Aunque, sin duda, el mejor momento para adquirir un vehículo nuevo es cuando se produce una nueva generación de un modelo. La marcas dejan de fabricar el vehículo, con unas últimas ediciones bastante bien equipadas. En ese momento, el precio de la anterior generación cae en picado y los concesionarios tiran los precios para vender todo el stock, lo que se conoce como destockaje.

Por ejemplo, Seat sacó la última generación del Seat Ibiza recientemente y comercializó una última edición del Seat Ibiza anterior con un precio inferior a los 10.000 euros.