Lo primero que debes saber es que sí, puedes cambiar de autoescuela y sacarte el carnet, o terminar de sacarte el carnet, en otra autoescuela que no sea en la que empezaste. Ahora bien, vamos a explicarte cómo cambiar de autoescuela y a contarte todos los detalles que debes saber al respecto como qué precauciones tener y qué problemas te pueden surgir.

Además de darte la formación correspondiente, la autoescuela se encarga de tramitar la documentación que corresponde con Tráfico. Desde el momento en que empiezas a sacarte el carnet, en Tráfico tendrás un expediente. Así que al cambiar de autoescuela hay que llevar a cabo un traslado de expediente, que tiene un coste de 8,40 euros como parte de las tasas de Tráfico. Esto tienes que pagarlo tú, pero se encarga de hacerlo tu nuevo centro al cambiar de autoescuela. Pero tendrás que avisarles de tu situación para que puedan hacerlo.

Cómo cambiar de autoescuela y cuánto tendrás que pagar

Ve a tu nueva autoescuela y solicita allí hacer el cambio correspondiente. Se encargarán de hacer el traslado de expediente y tendrás que abonar esos 8,40 euros que corresponden a las tasas de tráfico. Además de eso, también tendrás que pagar la nueva matrícula en tu nueva autoescuela. Todo esto es un proceso fácil y rápido, pero es importante que se haga de la forma correcta para evitar que se dupliquen los datos o se produzca cualquier tipo de problema con tu expediente.

El único problema al cambiar de autoescuela es que en la que empezases a sacarte el carnet no te van a devolver el dinero que ya te has gastado. Y en la que te apuntes después, al cambiar de autoescuela, te cobrarán según sus tarifas habituales el importe que corresponda. Y esto, en definitiva, quiere decir que un cambio de autoescuela te saldrá caro, pero si has decidido hacer el cambio seguramente exista un buen motivo para hacerlo y, por tanto, te merezca la pena.

En la medida de lo posible, tanto por evitar tener que hacer trámites adicionales como por evitar tener que pagar más de lo necesario, se recomienda no cambiar de autoescuela mientras estemos sacándonos el carnet de conducir. Y, si lo vamos a hacer, lo mejor es que al menos nos esperemos a tener una parte aprobada. Es decir, hacerlo una vez aprobado el teórico, por ejemplo, para perder menos tiempo y complicar algo menos las cosas con nuestro proceso de aprendizaje.