El Grupo Volkswagen ha estado los últimos años exprimiendo la plataforma MQB para sus modelos con mecánica de combustión interna, y más recientemente introdujo la plataforma MEB específica para coches eléctricos. Además, Audi y Porsche tienen la suya propia: la plataforma PPE específica para modelos eléctricos. Pero preparan una nueva para todas las marcas del Grupo.

El grupo automovilístico ya ha anunciado que, desde el año 2026, se reducirá la cantidad de plataformas que utilizan para la construcción de coches nuevos. De cinco plataformas que están utilizándose en estos momentos, pasarán a usar una única plataforma para todos sus coches y para todas las marcas que forman parte del Grupo Volkswagen. Y sí, será una plataforma para eléctricos, que se denominará SSP. La misma plataforma para Volkswagen, Audi, Skoda, SEAT, CUPRA, Porsche e incluso Lamborghini.

¿Cómo va a afectar que el Grupo Volkswagen base todos sus modelos en una única plataforma?

Hay que tener en cuenta que, según los datos que han dado desde el propio Grupo Volkswagen, esta nueva plataforma SSP va a dar cabida a modelos desde 85 kW hasta 850 kW sin inconveniente de ningún tipo. Es decir, que la cantidad y variedad de modelos, y de configuraciones eléctricas, va a ser realmente amplia. Esto, sobre todo, va a permitir una sustancial reducción de costes de todo el Grupo Volkswagen y, por otro lado, la simplificación de sus procesos productivos.

De cara al cliente, en tanto que esto ayudará a las marcas del Grupo Volkswagen a ser más competitivas a nivel de costes, debería implicar la posibilidad de ofrecer precios más accesibles en los modelos de la gama de acceso. Los coches eléctricos suponen aún un importante reto a nivel de costes, y esto debería ayudar a que se puedan vender coches más baratos. Pero ya veremos si esto finalmente es así, o no.

El otro punto clave está en la diferenciación de producto. En los coches eléctricos, de momento, Porsche y Audi habían usado su propia plataforma ‘premium’, y Volkswagen y el resto de marcas otra plataforma (la MEB). Así que la duda que se plantea es sencilla: ¿qué va a hacer Volkswagen para diferenciar entre productos y marcas de una manera consistente? En realidad, no es nada nuevo para el grupo automovilístico, porque ya han venido haciéndolo con tecnologías como la plataforma MQB en modelos con mecánica térmica.

Mientras se ha hecho este anuncio, también se han podido conocer los planes del Grupo Volkswagen para disponer de sus propias fábricas de baterías para coches eléctricos. De hecho, en España hay intención de llevar a cabo unas instalaciones de este tipo por parte de Volkswagen.