En el coche eléctrico, la batería es un componente crítico. Esto lo sabe cualquiera. Pero la batería tiene varios componentes, y las celdas son una de las partes más importantes. Panasonic acaba de presentar en sociedad sus nuevas Panasonic 4680, unas nuevas celdas que se denominan así porque tienen un diámetro de 46 milímetros y una altura de 80 milímetros. Y que aportan importantes ventajas de las que pronto se beneficiarán los modelos Tesla. Pero ¿Cuáles son, exactamente, esas ventajas?

Las nuevas celdas 4680 de Panasonic se diferencian de las anteriores, a simple vista, por sus dimensiones físicas. Siguen siendo cilíndricas, pero ahora tienen una altura de 80 milímetros y su diámetro es de 46 milímetros. Esto quiere decir que son bastante más grandes que las ya conocidas 1865 -conocidas también como 18650- y 2170. Pero en este caso, el tamaño no es lo que más importa. La clave está en que son capaces de ofrecer seis veces más potencia que las disponibles anteriormente, cinco veces más energía y, además, una autonomía un 16% superior. Es decir, que van a repercutir de una forma notablemente positiva en las prestaciones de los modelos de Tesla.

bateria tesla panasonic

Las celdas 4680 de Panasonic son otro paso más para mejorar la batería de los Tesla

Panasonic ya ha presentado en sociedad sus nuevas celdas 4680, pero no han dado mucha de la información que necesitamos. No tenemos detalles específicos sobre su química y, en realidad, lo que la mayoría de los usuarios necesitan conocer son las prestaciones de la batería final de Tesla con estas nuevas celdas instaladas. Y habrá que esperar para ello, porque Panasonic tiene previsto empezar sus primeras pruebas en marzo de 2022 sin una fecha determinada, por el momento, para arrancar con su producción en serie. Así que, como es de suponer, pasarán varios meses más hasta que este tipo de baterías comiencen a ser usadas en vehículos de Tesla.

Estas constantes evoluciones en las celdas de las baterías de los coches eléctricos son las que permiten mejorar prestaciones como la autonomía, el peso y otras características clave. Pero además, también son las que facilitan que, de forma progresiva, el precio de los coches eléctricos continúe favoreciendo al cliente final. Los costes de las baterías de iones de litio siguen siendo elevados, pero poco a poco irán reduciéndose a medida que las baterías continúen recibiendo evoluciones como la que nos ocupa en este artículo.

Panasonic no es la única que trabaja con celdas 4680. Sin embargo, sí que parece que es la que tiene lo más cercano a una batería final, y que será la primera en llevar este nuevo tipo de celdas a un vehículo de producción en serie. No es de extrañar, en realidad, teniendo en cuenta que es uno de los principales fabricantes de celdas para baterías de coches eléctricos. Y que está aliada con uno de los principales fabricantes de este tipo de vehículos, que es Tesla.