Habrá que ver si llega también a España (y el resto de Europa) pero el Volkswagen Golf 2017 tendrá una versión híbrida con motor de combustión, cómo no, de gasolina. Y es una versión especialmente pensada para paliar los efectos del dieselgate, para suplir el hueco que los diésel han dejado en el mercado estadounidense. Básicamente, un 1.0 litros Turbo de tres cilindros con batería de 48V para ayudar al compresor.

Para dejar los tecnicismos a un lado, básicamente el Volkswagen Golf 2017 se ayudará de la electricidad para el funcionamiento de su compresor. Esta batería de 48V, más económica que un sistema eléctrico completo con batería de iones de litio y motor eléctrico, permitirá que se mejore la respuesta a bajas revoluciones del pequeño motor de 1.0 litros de tres cilindros y se reduzca el consumo a 4,5 litros a los cien, de media, aproximadamente.

volkswagen golf gti 2017 trasera

Un Volkswagen Golf 2017 híbrido como alternativa a los diésel

¿Para qué quiere Volkswagen un ‘híbrido’ como este? Sencillamente, esta micro hibridación del Volkswagen Golf 2017 permitirá reducir los consumos y las emisiones contaminantes para suplir la carencia de la versión diésel, como comentábamos, en el mercado estadounidense. Es un turbocompresor de accionamiento eléctrico que se sirve de la batería de 48V -más grande que en un modelo convencional- y se nutre de la regeneración de energía en las frenadas y retenciones.

En definitiva, eso, una forma de micro hibridación para el Volkswagen Golf 2017 que a la firma le sale más económico, en el mercado se puede mantener con el precio de un diésel, y en definitiva ofrece las misma ventaja: un consumo medio de combustible más contenido que en un gasolina con mecánica similar. Pero como también comentábamos, lo que está por ver es si se quedará como una mecánica sólo para ese mercado, o si se lanzará también aquí, en Europa, y especialmente en España.