Se actualizan el BMW Serie 1 y el BMW Serie 2, aunque sólo las versiones más potentes y deportivas que dejan en el olvido a los M135i y el M235i. La firma bávara ha presentado los nuevos BMW M140i y BMW 240i que llevan como estandarte sus 340 CV de potencia en una nueva configuración mecánica apta para las carrocerías de tres y cinco puertas en el caso del Serie 1, y las carrocerías coupé y cabrio del Serie 2.

BMW M Performance ha vuelto a meter mano en los BMW Serie 1BMW Serie 2 para presentarnos versiones más potentes con los mismos 3.0 litros de seis cilindros, pero con un importante ajuste de su tecnología BMW M TwinPower Turbo de doble turbocompresor. Un aumento de potencia fijado en los 14 caballos que, eso sí, afecta también a los consumos. Hablamos de consumos un 7% menores con respecto a los anteriores, a pesar de que se mantienen las transmisiones manual y Steptronic Sport de seis u ocho velocidades.

Modelo Carrocería Transmisión Tracción 0-100 km/h Consumo combinado Emisiones
BMW M140i 3 puertas y 5 puertas Manual sDrive (trasera) 4,8 segundos 7,8 l/100 km 179 g/km
BMW M140i 3 puertas y 5 puertas Steptronic sDrive (trasera) 4,6 segundos 7,1 l/100 km 163 g/km
BMW M140i 3 puertas y 5 puertas Steptronic xDrive (4×4) 4,4 segundos 7,4 l/100 km 169 g/km
BMW M240i Coupé Manual sDrive (trasera) 4,8 segundos 7,8 l/100 km 179 g/km
BMW M240i Coupé Steptronic sDrive (trasera) 4,6 segundos 7,1 l/100 km 163 g/km
BMW M240i Coupé Steptronic xDrive (4×4) 4,4 segundos 7,4 l/100 km 169 g/km
BMW M240i Cabrio Manual sDrive (trasera) 4,9 segundos 8,3 l/100 km 189 g/km
BMW M240i Cabrio Steptronic xDrive (trasera) 4,7 segundos 7,4 l/100 km 169 g/km
BMW M240i Cabrio Steptronic xDrive (4×4) 4,6 segundos 7,8 l/100 km 179 g/km

Más deportividad para los BMW Serie 1 (M140i) y Serie 2 (M240i)

Además del paso al frente en términos de potencia, BMW ha incluido también en la transmisión manual un sistema que emula el punta-tacón en el modo deportivo. Mantiene arriba el cuenta revoluciones para una respuesta mucho más ágil. Pero no es lo único, sino que se han hecho otras pequeñas revisiones exactamente con la misma intención, que no es sino hacer del BMW M140i y el BMW M240i dos novedades aún más deportivas.

Así, contamos ahora con suspensión deportiva M Sport rebajada en 10 milímetros frente a los anteriores, y sentándolos sobre llantas de 18 pulgadas de BMW Motorsport. Además cuentan con dirección de desmultiplicación variable y con tarado deportivo, y por supuesto el paquete M exterior con paragolpes más deportivos en la parte frontal y la zaga, y retrovisores grises en contraste.

Se añaden también pedales deportivos en aluminio con el sello de BMW M, volante también de corte deportivo y firmado por la división al cargo de estos dos nuevos modelos, y además asientos deportivos que combinan tela y Alcántara, y están cosidos con texturas azules en contraste.