La firma francesa Renault está siendo investigada por, según explican desde Bloomberg, una posible manipulación de las emisiones contaminantes en uno o varios de sus modelos. Algo similar a lo que ocurrió con el escándalo Volkswagen, explican, y motivo por el cual se han incautado ordenadores de las oficinas del fabricante en Francia.

Por el momento, la única información que se conoce es que Renault está siendo investigada por un posible fraude en las cifras de emisiones contaminantes de uno o varios de sus modelos. Esta información la ha ofrecido Bloobmberg, y desde su publicación Renault se ha desplomado en Bolsa durante la jornada perdiendo un 21% del valor de sus acciones.

Caen las acciones de Renault en Bolsa

En la Bolsa de París, las acciones de Renault han perdido un 20% tras la redada de la policía francesa en algunas de las fábricas de la marca de vehículos. Esta operación antifraude, explican, tiene que ver con las emisiones contaminantes de los motores del fabricante, y es una operación que también ha perjudicado a Peugeot (-10%) Volkswagen (-5%), Daimler (-5%) y BMW (-5%).

Desde el sindicato CGT han explicado que la policía francesa ya estuvo la semana pasada en los departamentos de homologación y puesta a punto de los controles de motor Renault. Según han comentado, se han incautado varios ordenadores para llevar a cabo la investigación contra las emisiones contaminantes y el posible fraude de la marca, algo que por el momento no está confirmado.

Por el momento, lo que se esperan son las declaraciones de Renault al respecto, ya que por el momento sólo se trata del avance de una investigación sin conclusiones, pero de nuevo el posible fraude está agitando a todo el sector. Por su parte, Volkswagen ya comenzó a ‘reparar’ los motores trucados desde comienzos de enero, y no concluirán hasta finales de este año.