Desde Ford han previsto unas ventas en Europa de 139.000 vehículos con tracción total a las cuatro ruedas en 2016, lo que significa un aumento del 120 por ciento en comparación con 2014. A principios del próximo año, Ford ofrecerá ocho de las 17 líneas de vehículos en Europa con tecnología de tracción a las cuatro ruedas, un considerable aumento si lo comparamos con los tres modelos con tracción total disponibles en 2012.

Los vehículos Ford equipados con sistemas que ayudan al conductor a afrontar terrenos de fuera de carretera mejoran el agarre en carreteras resbaladizas, e incluso optimizan las prestaciones para su conducción en circuito, e incluirán los nuevos SUV Ford Edge y Kuga; los vehículos de pasajeros Ford Galaxy, Mondeo y S-MAX; el nuevo deportivo Focus RS; el nuevo Ranger pickup; y la furgoneta Transit.

Los SUV de Ford que liderarán las ventas

Otro de los retos que se ponen es el de vender 200.000 SUV en Europa el año próximo, un incremento del 200 por ciento en comparación con 2013. El SUV compacto Ford EcoSport, recientemente renovado para ofrecer mejoras en estética, dinámica de conducción mejorada y un nuevo equipamiento que brinda más confort y funcionalidad, se ofrecerá a partir del año próximo con una versión de 140 cv del premiado motor EcoBoost 1.0 y en la terminación Titanium S.

Además del SUV compacto, desde la marca del óvalo han iniciado recientemente la producción del nuevo modelo premium de gran tamaño, el Ford Edge para Europa, el tercer modelo en el plan de expansión de los SUV de la compañía para la región, siguiendo al Kuga de tamaño medio, que ahora se ofrece por primera vez con el sistema de conectividad de Ford SYNC 2, y el EcoSport.

Se prevé que las ventas de SUV en Europa aumenten desde el 20 por ciento que supusieron en 2014 de las ventas totales de coches de pasajeros, al 27 por ciento para 2020, según IHS, los analistas de ventas del sector de la automoción.