Llegue al mercado como Lamborghini Urus, o no, ya sabemos que su primer SUV será el primer modelo de la casa en incorporar turbo. Ya lo comentó Stephan Winkelmann, que adelantó que Lamborghini tendría que adaptarse a este tipo de sistemas en pro de la normativa contra la contaminación, a pesar de que están completamente en contra del downsizing, los turbocompresores y los sistemas híbridos. Sin embargo, el SUV de Lamborghini será el primero en adaptarse.

Igual que le ha ocurrido a los más puristas del Porsche, que han tenido que aceptar la llegada del turbo a sus motores atmosféricos, los adeptos a Lamborghini tendrán que pasar por el mismo calvario. El CEO de la firma ha confirmado, después de que saltaran los rumores en torno al motor del SUV de Lamborghini, que será el primero con motor V8 de 4.0 litros biturbo. A un lado quedan los motores V10 y V12 de otras bestias de su catálogo actual.

Relacionado: SUV 2016: Todas las novedades que veremos el próximo año

Lamborghini Urus

El SUV de Lamborghini se adapta, llega el motor V8 biturbo

Lamborghini va a romper con sus costumbres lanzando un primer SUV para cumplir con el CO2, motivo por el cual se va a montar un motor más pequeño y con turbo. En este mismo sentido, desde la firma han explicado que las capacidades del Urus como todoterreno requieren la introducción del turbo, además de que esto justifica la llegada de un motor más pequeño y ligero.

Según las declaraciones más recientes desde la marca, por lo tanto, podemos esperar un SUV de Lamborghini que no sólo cumpla con las exigencias en contra de la contaminación, sino con amplias aptitudes como todoterreno. Al menos, esta es la intención de una firma que, en lugar de aceptar la tendencia del downsizing, ha querido tomar un camino más convincente para sus fieles. No obstante, parece inviable cumplir con los dos campos al cien por cien.

Quizá también te pueda interesar…