La multinacional alemana Volkswagen ha definido, al fin, su plan de actuación para solucionar los problemas de emisiones de sus vehículos en Europa. Aprobado por los organismos competentes, el plan que ha ideado Volkswagen pasa por modificaciones mecánicas y de software, en función del modelo afectado que se vaya a reparar. Por el momento, aseguran que los cambios no afectarán a la potencia y el rendimiento de los vehículos que se tengan que modificar.

Relacionado: Todas las noticias sobre el escándalo Volkswagen

Así se va a solucionar el escándalo Volkswagen en el taller

El fabricante de automóviles ha informado de que, en Europa, se montará un transformador de corriente en los motores 1.6 litros EA189 para solucionar el problema de las emisiones. De esta forma, aseguran, podrán cumplir con la normativa que limita la contaminación de los vehículos. Con mayor detalle, desde Volkswagen han asegurado que el pequeño transformador permitirá una mayor precisión del flujo de aire para la combustión. En cuanto a estos modelos afectados, se apunta a menos de una hora para solucionar toda la problemática.

Ahora bien, también hay que contar con los motores 2.0 litros, también afectados. Para ellos, Volkswagen ha trazado también un plan de actualización que pasa, simplemente, por una actualización de software. En este caso, la solución del problema de las emisiones le tomará al taller menos de media hora. Y como adelantábamos, en este caso también han asegurado que no afectará a la potencia.

Cuándo llevaremos nuestro Volkswagen al taller

Según el plan de actuación trazado por Volkswagen, las llamadas a revisión comenzarán a producirse desde ya mismo. No obstante, tendremos que acudir a nuestro taller o concesionario desde enero de 2016. Además, la multinacional ha ofrecido más detalles sobre la solución del escándalo de las emisiones, y aseguran que todos los modelos en circulación serán reparados durante ese mismo año. Por lo tanto, la firma alemana debería estar cumpliendo con la normativa ya en el año 2017. Y como es evidente, se cuenta con que no se vuelva a vender ningún modelo nuevo incumpliendo la normativa contra la contaminación.