Blog de coches en español con noticias, pruebas y reportajes sobre modelos

Vídeo: ¿Qué pasa si metes ‘marcha atrás’ en la autopista?

Para ponerte en situación, imagínate que vas por la autopista a 120 km/h y, por un casual, metes la ‘marcha atrás’. Eso es lo que el protagonista del vídeo que nos ocupa en esta ocasión ha hecho únicamente con la intención de responder a la pregunta, y evidentemente asumiendo el riesgo de haberse ‘cargado’ su propio coche, un Ford Fusion, que aquí en España -y el resto de Europa- se comercializa como Ford Mondeo. Y la prueba la ha llevado a cabo, exactamente, a unos 110 km/h.

Hay un aspecto clave en este vídeo, y es que el Ford Mondeo con el que se ha llevado a cabo la prueba es automático. Y es importante porque en este tipo de vehículos –los más modernos-, la transmisión tiene más de electrónica que de mecánica, que en última instancia -evidentemente- es la que alterna la relación de velocidades y, por supuesto, el sentido de la transmisión de la actividad del motor. En resumidas cuentas, para que el cambio automático responda, y sus componentes mecánicos se adecuen a la petición del conductor, hay ‘entre medias’ una importante parte electrónica con determinados elementos de seguridad.

¿Qué pasa, entonces, si metemos ‘marcha atrás’ en plena autopista y a 120 km/h?

En el caso de una transmisión automática, como se puede ver en el vídeo anterior, lo que pasa es absolutamente nada. Pero hay que tener en cuenta que este resultado depende de la electrónica del vehículo y está ligado de forma directa a sus sistemas de seguridad. En un Ford Mondeo automático, por tanto, la respuesta es que no pasa nada, únicamente la transmisión se desconecta activándose el ‘modo neutro’, y la cámara de visión posterior se activa, pero el vehículo sigue circulando sin problema alguno más allá de la desconexión del cambio. En el caso de un vehículo manual, la cosa cambiaría por completo, puesto que el funcionamiento mecánico está ligado de forma directa a la propia palanca del cambio.

En los vehículos con transmisión automática encontramos, por norma general, que para pasar de ‘D’ a ‘N’ y ‘R’, es decir, entre la ‘directa’ y la ‘marcha atrás’, hay que mover la palanca correspondiente siempre con el freno pisado. No obstante, este requisito es el de un ‘interruptor’, y esto quiere decir que con rozar el freno suele ser suficiente. Por lo tanto, sí, podemos mover la palanca hasta su posición de ‘marcha atrás’, pero es realmente complicado hacerlo en un descuido, y en la mayoría de los vehículos actuales encontraremos que nos pasaría lo mismo que en el vídeo. En los manuales, afortunadamente, suele ser imprescindible presionar la palanca, o bien tirar de ella para meter la ‘marcha atrás’. Por tanto, aunque en transmisiones de cinco velocidades esté paralela a la quinta, como si fuese una ‘sexta velocidad’, es complicado, muy complicado que esto nos ocurra por error.

Fuente: Jalopnik

¿Qué coche me compro? - ¡Te ayudamos a escoger y resolvemos tus dudas!