Una electroválvula es una válvula de accionamiento mecánico que actúa por pulsos eléctricos y está controlada por software –por la ECU, en este caso-. La electroválvula del turbo es un componente clave, porque se encarga de prestarle el suministro de aire para su funcionamiento. Así que, si falla la electroválvula del turbo vamos a notar en el coche una serie de síntomas de avería muy evidentes, pero ¿cuáles son?

En tanto que la electroválvula del turbo es la que se encarga de gestionar la alimentación del mismo, si falla lo que va a ocurrir es que el turbo no va a poder entrar en funcionamiento de la forma en que debería hacerlo. Por lo tanto, los síntomas que vamos a percibir, en el uso del coche, van a ser exactamente los mismos que percibiríamos si existiera una avería del propio turbocompresor. Por ejemplo, una gran pérdida de potencia en el coche, y especialmente en determinados regímenes de revoluciones del motor.

Síntomas de que falla la electroválvula del turbo o se ha averiado

Si falla la electroválvula del turbo, al turbocompresor del coche no le llegará alimentación y no girará la turbina de compresión. Por tanto, los síntomas de avería en este caso, como avanzábamos, son los mismos que si estuviera averiado el turbo. Vamos a notar en el coche que falta potencia y que la respuesta del vehículo en aceleración, y en recuperaciones, es más lenta o inexistente. Por tanto, vamos a notar que necesitamos circular en marchas más bajas para que el vehículo se mueva con soltura.

Por otro lado, un síntoma de fallo de la electroválvula del turbo es que al coche le cuesta subir de revoluciones o incluso no puede. Además de todo esto, también vamos a poder notar que aumenta el consumo de combustible de forma notable, en tanto que el motor tiene que hacer un esfuerzo extraordinario para prestar el mismo rendimiento –o incluso menos- que si no estuviera sufriendo este tipo de avería.

El precio de la electroválvula es de entre 30 a 60 euros, en función de la marca, modelo y motor en concreto. Sin embargo, para acceder a ella hay ciertas complicaciones, y su reparación en el taller puede ser bastante más costosa. No solo porque van a cobrarnos bastante más por la propia electroválvula, sino también porque nos cobrarán varias horas de mano de obra. Es importante resolver este tipo de avería lo antes posible, porque en caso contrario podrían provocarse otro tipo de problemas derivados en el motor, y finalmente resolver la avería nos resultaría más caro.