Si te preguntas ‘¿qué neumáticos lleva mi coche?’ seguramente sea porque los quieres cambiar y, básicamente, quieres conocer qué neumáticos puedes poner. Pues bien, esta información aparece en el libro de mantenimiento del coche, que seguramente lo llevarás en la guantera, pero la forma más fácil de saberlo es mirar los propios neumáticos. En los neumáticos de tu coche hay una serie de números y letras que te van a decir, exactamente, qué neumáticos lleva tu coche.

En el flanco de tus neumáticos vas a ver que hay números y letras, además de la marca y probablemente el modelo. Son estas cifras las que tienes que mirar para saber qué neumáticos lleva tu coche. Lo único que tienes que hacer es buscar, en el flanco de cualquiera de ellos, una serie de números y letras que aparecen con el formato XXX/XX RXX XX X. Es decir, algo parecido a la imagen que vas a ver a continuación, y que vamos a explicarte para que sepas qué neumáticos lleva tu coche y puedas comprar unos iguales, o parecidos, pero que sean compatibles con tu vehículo y sus características.

Qué neumáticos lleva mi coche

Como puedes ver en la imagen anterior, la primera cifra es el ancho del neumático en milímetros, y puede ser diferente en las ruedas delanteras con respecto a las traseras, así que presta atención a esto. La siguiente cifra es el perfil, también medido en milímetros, y esta es la distancia que hay desde la llanta hasta el final del neumático. Es lo que se suele llamar coloquialmente el ‘globo’ del neumático. Lo siguiente es RXX, donde esos dos números nos dicen la medida del neumático, o su diámetro, en pulgadas. Para saber qué neumático lleva tu coche, estas cifras anteriores son las importantes, las que tienen que repetirse sí o sí en el nuevo neumático que vayas a montar.

Las dos siguientes son dos números y una letra. Los primeros números hacen referencia al índice de carga, que es especialmente importante en vehículos profesionales. No obstante, este número también debería ser el mismo en tu nuevo neumático que en el que lleves ya montado. Y lo último, que es una letra, es el índice de velocidad. De nuevo, aunque no es la nomenclatura más importante en el neumático, para la mayoría de los conductores, lo más recomendable es que compres un neumático idéntico al que llevas instalado.

Por lo tanto, el neumático que lleva tu coche es exactamente el que se identifica por esta nomenclatura que acabamos de ver. Para comprar un neumático para tu coche, bien puedes guiarte por estas cifras, y comprar un neumático que tenga exactamente las mismas, o bien puedes mirar en el libro de mantenimiento de tu vehículo para comprobar qué neumáticos puedes instalar. Es posible que tu coche sea compatible con otros perfiles y, por supuesto, tanto el índice de carga como el índice de velocidad pueden diferir y no tendremos problemas de multas ni de seguridad durante la circulación con nuestro vehículo.