Llega el calor, llega el verano, y llega el aire acondicionado del coche. Sin él, estar encerrado apenas unos minutos en el habitáculo de un vehículo sería casi imposible ¿verdad? Y ahora, además, cada vez más contamos con climatizador en lugar de aire acondicionado. Pero dejando esto a un lado ¿cuánta potencia consume el aire acondicionado? Porque sí, le resta ‘fuerza’ al motor del coche.

El aire acondicionado del vehículo consume energía para llevar a cabo su trabajo, que no es otro sino ventilarrefrigerar el interior del vehículo. Y esa energía la toma de lo que ‘utilice’ el coche para moverse; si es gasolina será gasolina, pero también puede ser diésel, gas o electricidad, claro. Porque además, no solo enfría el aire, sino que también lo filtra y deshumidifica.

Cómo funciona el aire acondicionado, y cuánta potencia consume

El aire acondicionado se compone de varios elementos: compresor, condensador, válvula de expansión y evaporador. La forma de trabajo es relativamente sencilla, en un circuito: el compresor aspira gas refrigerante, lo comprime y lo pasa al condensador, haciendo al gas cambiar de estado a líquido. Es un radiador, en contacto con el aire exterior. Al estar más caliente el aire (exterior), le cede su temperatura al líquido.

La válvula de expansión sirve para que el líquido comprimido, con esta reacción anterior, pueda ganar volumen en un proceso de descompresión cambiando su estado de nuevo a gas y tomando una temperatura más fría todavía. Y en el último proceso, el gas frío circula por un radiador que está en contacto con el aire del interior del vehículo. Con un ventilador, en última instancia este aire frío se impulsa por las rejillas de ventilación. Y el ciclo vuelve a empezar.

Hasta un 20% más de consumo, y hasta 15 CV de potencia

El compresor del que hablábamos antes está acoplado al giro del motor por una correa, y por tanto es el motor del coche el que le entrega la energía. El consumo que produce el aire acondicionado depende del esfuerzo requerido, luego es variable, y oscila entre el 5% y el 20%; es decir, que esto es lo que va a aumentar el consumo de combustible de nuestro vehículo. Lo normal son apenas unas décimas a los cien kilómetros.

Pero, de nuevo ¿cuánta potencia del coche ‘se lleva’ el aire acondicionado? En tanto que está asociado al motor del coche, la energía que utilice se la ‘quita’ a las ruedas motrices. Y esto puede rondar entre 2 y 15 CV, aproximadamente. Algo que, evidentemente, es mucho más notable en motores pequeños.