Blog de coches en español con noticias, pruebas y reportajes sobre modelos

¿Qué pasa si echas gasolina a un diésel, o al revés?

Este despiste, el de echar el combustible equivocado, es más frecuente de lo que creemos. Y muchos son los que se preguntan qué pasa si echas diésel a un gasolina, o gasolina a un diésel, incluso cuando todavía no les ha pasado nunca. Porque, creedme, seguro que a vuestro cuñado le ha ocurrido. Y de hecho, los problemas derivados de esto están entre las averías más frecuentes, así que por algo será. Pero… vamos al lío.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que las consecuencias dependen de cuánta cantidad hayamos echado del combustible equivocado, las particularidades de la mecánica de nuestro coche, y por supuesto cuántos kilómetros hayamos llegado a recorrer. Y ahora te explico por qué, pero a priori la forma de proceder si esto ocurre partiría por vaciar el depósito de combustible para después proceder a lo mismo con el circuito, y por último, limpiar las bujías.

Cuando antes, lo mejor es que vaciemos el depósito y limpiemos las bujías y el circuito. Esto, evidentemente, llevando el coche al taller en grúa.

¿Qué pasa si le echas gasolina a un diésel, o diésel a un gasolina?

Es muy improbable que eches diésel en un gasolina, porque las mangueras están preparadas para evitar este problema. Es decir, la boca de la manguera del diésel es más amplia que la boca de entrada del depósito de un gasolina. Por lo tanto, al intentarlo verás cómo es imposible introducir la manguera en el depósito, luego no deberías tener ningún problema. Lo que sí te puede ocurrir es que eches gasolina en un diésel, y en ese caso te explicamos qué ocurre.

De nuevo hay que recordar que las consecuencias dependen de varios factores. Uno de ellos es la compresión del motor, pero también el sistema de inyección. Entre otras cosas, porque la gasolina lo contiene ningún tipo de lubricante para el motor, y porque su densidad es diferente. No obstante, en el vídeo que acompaña al artículo puede verse que, en muchos casos, todo se resuelve de una forma tan sencilla como es vaciando el depósito y limpiando el circuito, y de nuevo introduciendo el combustible que sí le corresponde a nuestro motor.

¿Qué coche me compro? - ¡Te ayudamos a escoger y resolvemos tus dudas!