Según establece el Real Decreto 2822/1998, todos los vehículos que hayan pasado la ITV tienen obligación de llevar puesta la pegatina. Es decir, que sí. Pero además, el anexo XI del Reglamento General de Vehículos explica de qué manera, en concreto, deben poner los conductores la correspondiente pegatina de la ITV en su vehículo. Y no hacerlo puede conllevar una multa de 80 euros, según establece la normativa aplicable.

El Reglamento General de Vehículos recoge que, efectivamente, es obligatorio llevar la pegatina de la ITV pegada en el parabrisas del vehículo; y en esta misma documentación legal se explica, en el anexo XI, que ‘en el caso de los vehículos que tengan parabrisas, el distintivo se colocará en el ángulo superior derecho del parabrisas por su parte interior’. Precisamente por esto, la pegatina de la ITV es autoadhesiva por la cara impresa, para que podamos pegarla desde el interior del coche y sea perfectamente visible desde fuera. En el resto de vehículos, como las motocicletas, la pegatina de la ITV se debe colocar en un lugar bien visible.

Sí, es obligatorio pegar la pegatina de la ITV o te podrán poner una multa de 80 euros

Tal y como establece la normativa aplicable, el distintivo –vamos, la pegatina de la ITV- garantiza que el vehículo es apto para la circulación por la vía pública. Por lo tanto, si no cumplimos con la norma que nos obliga a pegar la pegatina de la ITV en el parabrisas de nuestro coche, y de la forma en que se concreta que tiene que hacerse, nos arriesgamos a que nos pongan una multa de 80 euros. Por otro lado, también debes saber que las multas relativas a la ITV son responsabilidad del titular del vehículo, y no del conductor del mismo.

Aunque tengamos la obligación de poner la pegatina de la ITV, es recomendable despegar las anteriores. No hay ningún tipo de norma que considere una infracción llevar pegatinas de más, pero para tener la mejor visibilidad posible durante la conducción lo mejor es que quitemos las anteriores. Y aunque es algo muy habitual, no vale con llevar la pegatina guardada y enseñársela a las autoridades competentes en caso de que la requieran, sino que la normativa establece que es obligatorio llevarla correctamente pegada.

En vehículos nuevos no hay que llevar pegatina por la sencilla razón de que no la tendremos. En su caso, será la primera vez que vayamos a pasar la ITV cuando nos darán la correspondiente pegatina y, por primera vez, la tendremos que pegar en el parabrisas. En las motocicletas, por ejemplo, es habitual que se pegue en la horquilla. En su caso la norma no especifica cómo se debe pegar, más allá de que debe estar en algún lugar bien visible.