Un neumático KM 0 es, en realidad, un neumático seminuevo o utilizado. Y se considera que entran dentro de esta categoría los que, al menos, conservan el 80% de su vida útil y no tienen otro tipo de problemas y defectos relacionados con el desgaste. Es decir, que a priori deberían ser neumáticos seguros aunque estén usados porque no tienen desperfectos, su desgaste no es prematuro, y tampoco muestran un desgaste irregular.

Qué es un neumático KM 0 y de dónde provienen

Lo normal es que un neumático KM 0 provenga de un vehículo de exposición o de muestra, por ejemplo. Algunos de ellos vienen de vehículos de renting y otros, por ejemplo, de cambios de parejas por un pinchazo, por ejemplo. Al cambiarse una pareja por un pinchazo, uno de ellos se ha sustituido en buen estado, así que esos neumáticos se venden así, como neumáticos seminuevos o neumáticos KM 0.

El interés de los consumidores sobre este tipo de neumático está en su atractivo precio, en tanto que pueden llegar a costar hasta un 50% de su precio como neumático nuevo y, sin embargo, conservar aún el 80% de su vida útil. Además, aunque son baratos, son productos que están revisados y garantizados, de modo que es una compra con garantías. Y es un mercado amplio, así que podemos encontrar todo tipo de gamas y de fabricantes que tienen neumáticos KM 0 disponibles para nuestro vehículo.

Revisa esto si vas a comprar neumáticos KM 0 para tu coche

Antes de comprar e instalar un neumático seminuevo para tu vehículo, hay ciertos aspectos que deberías revisar. La banda de rodadura debe estar en perfecto estado y los flancos del neumático no deberían mostrar grietas, por ejemplo. Es importante que revisemos el neumático para ver que tiene poco desgaste y, por supuesto, que su desgaste no está desequilibrado. Esto es lo que nos garantizará la durabilidad del producto y que el precio merece la pena.

En general, debemos revisar que el neumático esté en buen estado y, en cualquier caso, asegurarnos de que quien lo comercializa lo ha revisado correctamente. Además de esto, es importante preguntar qué tipo de garantía nos ofrecen. Así, aunque el neumático pudiera darnos algún tipo de problema a lo largo de los próximos kilómetros, nos aseguraremos de que nos lo van a sustituir. Si todo lo anterior se cumple, sí, un neumático kilómetro 0, que es como se llama a algunos neumáticos seminuevos, puede ser una buena compra para nuestro coche si queremos ahorrar algo de dinero.