El cinturón de seguridad es de uso obligatorio. Si no lo llevas puesto siendo conductor, acompañante o pasajero, se considerará una infracción grave según la normativa aplicable. Y eso implica una multa de 200 euros, según se recoge en el artículo 67 del Real Decreto Legislativo 399/1990, y te pueden quitar tres puntos del carnet de conducir. Paga la multa quien no lo lleve; es decir, que si es el acompañante quien infringe la norma, será a quien se le aplique la correspondiente multa.

El cinturón de seguridad del coche es uno de los elementos de seguridad pasiva más importantes según su efectividad. La estadísticas dicen que es capaz de reducir la probabilidad de morir en un 50%, en caso de accidente en carretera, y señalan que reduce las probabilidades de lesión grave en un 75%. En España, el cinturón de seguridad es de uso obligatorio desde el año 1974, aunque solo en carretera, y desde el año 1992 se estableció su obligatoriedad también en zonas urbanas. A día de hoy, cualquiera de los ocupantes del vehículo tienen que usar el cinturón de seguridad obligatoriamente y se circule por donde se circule, en la vía pública.

Cuánto es la multa por no llevar el cinturón de seguridad puesto

No llevar el cinturón de seguridad puesto –y correctamente puesto- se considera una infracción grave. Esto quiere decir que conlleva una multa de 200 euros para el infractor y que, además, supone la retirada de tres puntos del carnet de conducir. No obstante, durante un período de tiempo limitado podemos acogernos a una bonificación del 50% en el importe por pronto pago; es decir, que tendríamos que abonar 100 euros en lugar de 200 euros. Sin embargo, se mantendría la retirada de tres puntos del carnet. Salvo, evidentemente, que sea un ocupante del vehículo, sin carnet de conducir, el que cometa la infracción de no llevar el cinturón de seguridad puesto.

La multa por no llevar el cinturón de seguridad la paga quien comete la infracción. El artículo 69 del Real Decreto Legislativo 399/1990 establece que ‘La responsabilidad por las infracciones a lo dispuesto en esta Ley recae directamente sobre el autor del hecho en que consista la infracción’. Y esto significa que el conductor paga la multa si es el que no lleva el cinturón, pero la pagarán el acompañante, o los pasajeros, si son ellos quienes no llevan puesto el cinturón de seguridad. En este caso, el conductor del vehículo no se vería afectado por la sanción que corresponde a esta infracción.

Este tipo de multa podría ponerla un agente de tráfico si detecta que no llevamos puesto el cinturón de seguridad, pero también hay cámaras en carretera que se dedican específicamente a la vigilancia del uso del cinturón de seguridad. En este caso no nos echarían el alto mientras estamos en carretera, sino que nos llegaría la multa a casa más adelante, y con la correspondiente fotografía en la que se acredite la infracción.