Si compras un coche de segunda mano, que ya está matriculado, vas a tener que hacer el cambio de nombre o cambio de titularidad. Se hace en el Registro de la Dirección General de Tráfico –la DGT, vaya- y sirve para que la titularidad del vehículo deje de estar a nombre del dueño anterior y, de este modo, hacer el cambio de nombre en tu favor. Es un trámite rápido, pero que hay que hacer y que tiene un coste. ¿Cuánto cuesta el cambio de nombre de un coche? Veámoslo.

Cuánto cuesta cambiar de nombre un coche – Precio del cambio de titularidad

Al hacer el cambio de nombre de un coche hay que tener en cuenta dos trámites paralelos. Por un lado el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y, por otro, las tasas de la DGT correspondientes. El ITP depende de la Agencia Tributaria en tu Comunidad Autónoma (modelos 620 ó modelo 621), tienes que pedir cita en la oficina y es un porcentaje sobre el precio de venta que será del 4% ó el 6% en función de tu CCAA. Y las tasas de la DGT son un importe fijo de 54,60 euros para toda España, salvo en ciclomotores que el importe es de 27,30 euros. Así que ¿cuánto cuesta el cambio de nombre de un coche? Cuesta 54,60 euros de tasas de la DGT más el 4% ó el 6% por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

La documentación que vas a necesitar para el ITP y las tasas de la DGT es la Tarjeta ITV y la ficha técnica, el permiso de circulación del vehículo y el recibo del impuesto municipal. Lo primero que harás será ir a la oficina que te corresponda de la Agencia Tributaria a pagar el Impuesto de Bienes Patrimoniales y con ello, y con el código que te aportarán, irás a la Jefatura de Tráfico para pagar las tasas correspondientes.

Lo último de todo, que ocurrirá con el trámite de la Jefatura de Tráfico, será la expedición de un nuevo permiso de circulación en el que, ya sí, figurará el cambio de titularidad. Esto quiere decir que en este nuevo permiso de circulación aparecerá el coche ya a tu nombre y, a efectos legales, tú serás el titular del mismo. Todo esto lo puede hacer una gestoría y los vendedores profesionales suelen hacerlo por nosotros. Pero si vamos a hacer la operación de comprar un coche de segunda mano a un particular, seguramente nos tocará a nosotros tener que llevar a cabo todo el proceso del cambio de titularidad del vehículo.