Los auriculares pueden servir para escuchar música, un podcast, o también para hacer de ‘manos libres’ del teléfono, en cuyo caso parecería un uso correcto durante la conducción. Por eso, a muchos se les plantea la duda de si es legal conducir con auriculares puestos, o no. Respecto a esto, el Reglamento General de Circulación es el que tiene la respuesta. No obstante, te adelanto que no es legal y que puede conllevar una multa, así como la correspondiente retirada de puntos del carnet.

Conducir con auriculares no es legal ¿de cuánto es la multa?

La multa por conducir con auriculares es de 200 euros y, además, también se te retirarán tres puntos del carnet de conducir. El Reglamento General de Circulación señala, en su artículo 18.2, que ‘queda prohibido conducir y utilizar cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido’. Únicamente se contempla una excepción, y es ‘durante la correspondiente enseñanza y la realización de las pruebas de aptitud en circuito abierto para la obtención del permiso de conducción de motocicletas de dos ruedas cuando así lo exija el Reglamento General de Conductores’.

En este mismo artículo, el RGC especifica también que se ‘prohíbe la utilización durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil y de cualquier otro medio o sistema de comunicación, excepto cuando el desarrollo de la comunicación tenga lugar sin emplear las manos, ni usar cascos, auriculares o instrumentos similares’. Así que, según todo lo anterior, si bien podemos utilizar el manos libres integrado en el vehículo, no podemos usar auriculares durante la conducción porque, además de que está prohibido de manera explícita, se considera que supone un riesgo en la vía pública.

Cuando se utilizan auriculares se considera que quedamos aislado de forma completa, o parcial, de los sonidos y ruidos de nuestro entorno durante la conducción. Y esto podría ser la sirena de emergencia de una ambulancia, de la Policía, de la Guardia Civil, o sencillamente el claxon de otro conductor. No obstante, en este caso no hay consideraciones adicionales posibles, ni interpretaciones distintas, porque el Reglamento General de Circulación prohíbe de forma expresa conducir con auriculares, sin importar si estamos a los mandos de un coche, de una moto, o de cualquier otro vehículo en la vía pública.

Como ya comentábamos anteriormente, en caso de conducir con auriculares nos expondremos a una sanción con multa económica de 200 euros –con importe de 100 euros con la bonificación por pronto pago- y además la retirada de tres puntos de nuestro carnet de conducir. Si tuviéramos un accidente de tráfico mientras usábamos auriculares, por ejemplo, nuestro seguro podría no aplicar las coberturas de la póliza por considerar que hemos sido negligentes durante la conducción.