Es habitual ver en los coches tanto pegatinas como, por supuesto, vinilos. Sean por gusto, o por publicidad a una empresa, se usan y mucho. Pero ¿cómo quitar pegatinas del coche? Vamos a ver cómo hay que hacerlo y, sobre todo, la forma correcta de retirar pegatinas del coche sin dejar restos en la pintura o en cualquiera de los cristales del vehículo. Es algo que también vale, por supuesto, para la pegatina de la DGT o la pegatina de la ITV.

Cómo quitar pegatinas del coche y no dejar restos

Solo tienes que seguir estos pasos para quitar pegatinas del coche y, además de eso, dejar la superficie impoluta y sin restos:

  1. Limpia la zona de la pegatina con agua y con jabón.
  2. Calienta la pegatina con un secador de pelo normal, a muy corta distancia.
  3. Quita la pegatina con la uña para no dañar la superficie del coche -se pintura o cristal-.
  4. Quita los restos que queden con aceite de cocina y una bayeta de microfibra.

Sea el tipo de pegatina que sea, y utilice el tipo de adhesivo que utilice, siguiendo estos pasos vas a poder quitar las pegatinas del coche fácilmente y eliminar cualquier resto de suciedad posible. No van a quedar marcas de ningún tipo. En el primer paso se limpia toda la superficie y en el segundo, al calentar la pegatina con el secador, lo que se consigue es que se ablande el pegamento y pierda adhesivo. De esta forma es bastante más fácil retirar la pegatina.

Pero claro, si nos quedásemos en este paso el pegamento dejaría residuo. Por eso, una vez que hemos quitado la pegatina con nuestra propia uña, o utilizando una espátula si fuera necesario –que no suele ser así-, después vamos a utilizar aceite y una bayeta de microfibra. Si no utilizamos una bayeta de microfibra, con la suciedad que haya podríamos arañar la pintura dejando desperfectos que difícilmente vamos a poder arreglar.

En algunos casos, cuando al quitar pegatinas del coche quedan residuos de pegamento, también se puede utilizar alcohol y limpiar la superficie con la bayeta de microfibra. Sobre todo, los residuos que más suelen quedar son los de suciedad en los que fueron los bordes de la propia pegatina. ¿Por qué? Porque aquí hubo pegamento y ese pegamento ha cogido todo tipo de suciedad que se ha quedado adherida a lo largo del tiempo. Pero con este truco, seguro que acabará totalmente limpio y sin restos.