Un coche, y sobre todo su exterior, está expuesto constantemente a las inclemencias del tiempo y otros problemas que causan que se vaya desgastando con el paso del tiempo. Sobre todo, los plásticos del exterior. Es normal que vayan perdiendo su buen aspecto, e incluso su color original, pero hay formas de limpiar los plásticos del exterior del coche para que no solo estén limpios, sino que recuperen el aspecto que tenían cuando estaban nuevos.

Con el paso del tiempo, los cambios de temperatura, la exposición el sol –o a la arena y la sal, en zonas costeras- hacen que los plásticos se pongan grisáceos, en lugar de mantener su color negro intenso. Esto, evidentemente, hace que el coche dé la sensación de estar sucio, pero también que tenga un aspecto de viejo. Pero se pueden limpiar los plásticos del exterior del coche con productos específicos que hacen las funciones de ‘restaurador’. Es decir, que consiguen recuperar el aspecto que tenían cuando estaban nuevos. Y que, además, permiten conseguir un mayor nivel de protección para que se deterioren menos.

Limpiar los plásticos del exterior del coche para restaurar su aspecto y que parezcan nuevos

En el mercado podemos encontrar decenas de productos que sirven para hidratar los plásticos y que vuelvan a lucir como nuevos. Pero, por nuestra experiencia, el producto que recomendamos es este de JRG Select por apenas 15 euros. ¿Por qué? Porque no solo es un buen producto de limpieza y restauración para los plásticos del coche, sino que además se presenta en formato kit con la bayeta de microfibra ya incluida en el precio. Es importante utilizar este tipo de paño porque sirve para aplicar correctamente los productos de limpieza y, al mismo tiempo, evitar que se produzcan daños en la superficie.

Como avanzábamos, existen otros muchos productos para restaurar plásticos del coche con facilidad, y lo cierto es que no son demasiado caros. Si ya tenemos bayetas de microfibra, y no necesitamos que el producto nos venga en formato kit, podemos optar por algunas alternativas. Por ejemplo, Dark Shadow de Bass Motor es otro producto que también está específicamente desarrollado para limpiar los plásticos de la carrocería de nuestro coche. Funciona perfectamente con plásticos de paragolpes, carcasas de espejos retrovisores e incluso para la limpieza de piezas del motor y para dejar brillantes los neumáticos.

Este tipo de productos se puede aplicar pulverizándolos en la superficie que queremos limpiar o restaurar y extendiéndolo con una bayeta de microfibra. En la primera pasada ya vamos a notar que los plásticos recuperan su color negro original, pero podemos hacer varias pasadas para que el resultado sea aún mejor. El aspecto de plástico nuevo nos debería durar incluso varios años. No obstante, como no son productos agresivos con los plásticos del coche, los podemos aplicar cada cierto tiempo sin miedo.