Blog de coches en español con noticias, pruebas y reportajes sobre modelos

Cómo cambiar las pastillas de freno a tu coche

Sí, el mantenimiento de un coche es caro, y además suele ser inoportuno. Hay algunos trucos para cuidar los frenos que seguro te ayudarán a que duren más tiempo, pero tarde o temprano las pastillas de freno acaban desgastándose y se pierde eficacia en la frenada, así como seguridad, y por tanto es crucial cambiarlas. Sobre todo, porque apurar significa fastidiar el disco, y entonces el gasto será mayor. Pero ¿cómo se cambian las pastillas? Te lo contamos.

Las pastillas de freno conforman una de las varias piezas de un sistema de freno por disco, que puede ser de múltiples tipos, pero apenas hay variaciones en su funcionamiento mecánico. Es uno de los componentes de desgaste que deberemos revisar con mayor frecuencia, y son responsables directos de la calidad de la frenada y su eficacia. Si al frenar, suena un ruido estridente, seguramente sea porque tienes que cambiarlas.

Qué necesitas para cambiar las pastillas

Lo que vas a necesitar es un gato, que puede ser hidráulico o no, de tal manera que puedas suspender el vehículo y acceder más fácilmente a la parte interior de la rueda. Además necesitarás una llave de cruz para poder aflojar los tornillos de las ruedas y extraerlas, y una llave Allen para retirar los tornillos para los que no te sirva la llave en cruz. Y por otro lado, te conviene tener a mano un destornillador plano que sirva a modo de palanca, para separar las pastillas de freno de los discos.

Cómo cambiar las pastillas de freno

Es fácil, no te preocupes. En primer lugar, levanta el vehículo con el gato y, evidentemente, con el freno de mano puestoque actúa sobre el tren posterior-. Hecho esto, ahora gira al lado de la rueda sobre la que vayas a trabajar y afloja los tornillos de la rueda en cuestión. De esta forma, retirando la rueda podrás acceder al sistema de freno. Y lo que verás será el disco y justo encima la pinza del freno. Pues bien, dentro de la misma están las pastillas de freno.

pinza de freno

Para retirar la pinza tendrás que hacer palanca con el destornillador y extraer las pastillas –es posible que tengas que ‘despegarlas’ antes del disco-. En este tipo de maniobras, cuidado con arañar el disco, porque puedes causar males peores. Y una vez separadas las pastillas, ya podrás desplazar la pinza y extraer las pastillas de disco para, sencillamente, colocar las nuevas. Es algo sencillo, sólo hay que engancharlas a la chapa superior metálica y, después hacer presión sobre la pastilla y contra la pinza, comprimiendo el pistón de freno para después atornillarlas.

pastilla de freno

Después de esto tendrás que montar la pinza de nuevo sobre el disco, y a continuación colocar la rueda y atornillarla correctamente. Con esto ya habremos cambiado las pastillas de freno de una de las ruedas, y sencillamente tendremos que repetir el proceso con la otra rueda. Cuando hayamos terminado, antes de emprender la marcha deberemos bombear el freno presionando el pedal de forma progresiva en repetidas ocasiones, para hacer que las pastillas se ‘peguen’ al disco. Y después, ya solo queda probar su funcionamiento en circulación.

¿Qué coche me compro? - ¡Te ayudamos a escoger y resolvemos tus dudas!