La batería del coche es posible que se descargue. Bien porque esté en mal estado, o sencillamente por dejar nuestro vehículo parado –sin arrancar- durante algún tiempo. Y es más fácil aún que ocurra esto cuando las temperaturas son bajas. Este componente, la batería, es una parte crítica del sistema de arranque. Así que si no hay suficiente energía, sencillamente el coche no podrá arrancar. Pero hay trucos para arrancar el coche sin batería, en caso de que tengamos este contratiempo.

Si un coche se queda parado durante algún tiempo, y especialmente cuando hace frío, es posible que se quede sin batería. Y si ocurre esto, cuando vayas a utilizarlo te vas a encontrar con problemas para arrancar. Pero no te preocupes, porque igualmente vas a poder arrancar sin batería con estos trucos y consejos.

Arrancar un coche sin batería… a empujón

El ‘truco’ que se ha utilizado desde siempre, para arrancar un coche sin batería, es el de hacerlo ‘a empujón’. ¿Qué significa eso? Significa que se aprovechará el propio movimiento del coche para obligar a moverse al motor, de tal modo que arranque por ello y no por la energía eléctrica de la batería –que no tiene, claro-.

  1. Empuja el coche en línea recta y en una cuesta en bajada, si es posible.
  2. Pisa el embrague, mete segunda y mantén pisado el embrague.
  3. Cuando coja velocidad, suelta el embrague y el coche debería arrancar.

Es importante que el coche tome la velocidad suficiente para que, al soltar el embrague, el motor reciba la suficiente fuerza como para arrancar. Además, se recomienda soltar el embrague de forma ‘contundente’, pero con la precaución suficiente para que no pegue demasiados golpes de retención, y para poder pisarlo de nuevo cuando sea necesario para sacar la segunda marcha y que el coche se mantenga arrancado. Por otro lado, es mejor usar la segunda velocidad que la primera, porque el impulso que requerirá el vehículo para que se arranque el motor será menor. Y los golpes de retención también serán menores.

Pinzas y arrancador, herramientas para arrancar un coche sin batería

En coches automáticos, así como en los híbridos, tratar de arrancar a empujón no tiene sentido. No es posible. Y en cualquier tipo de coche, siempre es mejor utilizar este tipo de herramientas: las pinzas o un arrancador de coches.

Las pinzas servirán para conectar nuestra batería ‘muerta’ a la de otro coche en buen estado. Estando arrancado el vehículo que tiene su batería en buen estado, se le debería servir al nuestro suficiente energía como para llevar a cabo el arranque. Un arrancador de coches no es más que una batería portátil, de grandes capacidades, con unas pinzas para poder hacer exactamente lo mismo. Si usamos pinzas, en tanto que nuestro coche demandará energía de la batería de otro vehículo, se recomienda que el vehículo que tiene su batería en buen estado se acelere ligeramente para soportar esa demanda extra de energía eléctrica de la batería.