En las últimas semanas, varias informaciones habían apuntado a la posibilidad de que Tesla abriera en el futuro su infraestructura de cargadores para coches eléctricos a otras marcas y sus usuarios. Y ahora no es un rumor, sino que se ha confirmado de forma oficial. Y es que, aunque la marca estadounidense, dedicada en exclusiva a los coches eléctricos, ya tiene suficiente fuerza como fabricante de vehículos, es posiblemente su red de cargadores su mayor valor.

La red de cargadores para coches eléctricos de Tesla nació realmente de una necesidad. La marca hizo una sólida apuesta por el vehículo eléctrico antes que ninguna otra marca, y no había infraestructura para estos vehículos. Pero, con el tiempo, se ha convertido en uno de los mayores valores añadidos para sus clientes. En estos momentos, la marca tiene más de 25.000 Supercargadores repartidos en más de 2.700 estaciones en todo el mundo. Y es la única infraestructura exclusiva para modelos Tesla, mientras que las de Ionity y sus similares están abiertas a cualquier usuario.

Es oficial: Tesla quiere abrir su red de Supercargadores al resto de marcas el próximo año

Tesla ha estado buscando incentivos para el desarrollo de su red de cargadores en Noruega; sin embargo, allí solo se dan ayudas a las infraestructuras abiertas a todos los fabricantes. La compañía propietaria de los Supercargadores pretende allí el despliegue de cinco estaciones de carga rápida y, en tanto que únicamente ofrecen su uso a propietarios de modelos Tesla, no pueden beneficiarse de este tipo de ayudas. Sin embargo, Tesla ya ha definido septiembre de 2022 como fecha en la que estas estaciones estarán disponibles para usuarios de otras marcas.

El punto clave ahora, eso sí, es si planean abrir su red de cargadores para coches eléctricos solo en Noruega, en toda Europa o a nivel mundial. Mientras este detalle fundamental se define, lo cierto es que debemos recordar que a lo largo de los últimos meses ha habido rumores sobre idénticas conversaciones en Alemania. Y aunque abrir la red a nivel mundial podría generar algunas complicaciones, en Europa lo tienen fácil porque su red de Supercargadores utiliza el estándar CCS, que es a fin de cuentas el estándar a nivel europeo.

Lo que no conocemos tampoco es si, detrás de este cambio que beneficiaría a los usuarios de todas las marcas, existirá algún tipo de acuerdo con terceros. Es decir, si de alguna manera Tesla buscará que sus competidores les compensen por el hecho de compartir su red.

Fuente