Según el reglamento general de circulación, no llevar el cinturón de seguridad es considerado una falta grave y conlleva una multa de 90 a 300 euros. Esta multa es impuesta a toda persona que no lo lleve puesto, tanto en vías urbanas como interurbanas, y en el caso del conductor implica también la retirada de tres puntos del carnet de conducir. Ahora bien, si son los pasajeros quienes no llevan puesto el cinturón de seguridad ¿de quién es la responsabilidad, y quién paga la multa?

Es una pregunta que se hacen muchos conductores, porque a pesar de que pueden alertar a los pasajeros de su obligación, deben mantener la atención sobre la conducción y, por lo tanto, es imposible controlar que todos los pasajeros lo lleven puesto de forma constante. Pues bien, los acompañantes mayores de edad son los únicos responsables de llevar o no el cinturón de seguridad puesto, y de hacer frente a las consecuencias de una falta de este tipo. Sí, los pasajeros asumen la multa por no llevar el cinturón de seguridad puesto, pero el matiz es importante: sólo los mayores de edad.

cinturon de seguridad

Taxistas, conductores de ambulancia y Policía, de servicio, pueden viajar sin cinturón de seguridad únicamente en vías urbanas.

Y en caso de que los pasajeros sean menores de edad, la responsabilidad es del adulto que le acompaña. ¿Necesariamente el conductor? No, siempre el adulto que le acompaña. Y en caso de que los adultos acompañantes sean familiares, la gravedad de la infracción es mayor por incumplimiento de la protección debida al menor, contemplada por la ley orgánica de protección jurídica del menor. Podría conllevar un delito penal.

Pero dejando a un lado los casos más particulares, lo que debemos tener en cuenta es que la responsabilidad es, con carácter general, de quien incumple lo previsto por el reglamento general de circulación. Si un acompañante mayor de edad no lleva el cinturón de seguridad puesto, por tanto, la responsabilidad es suya y será quien haga frente a la sanción.