La vida útil de tu coche es limitada, pero amplia en el sentido que vamos a ahondar. Inicialmente, un coche nuevo se compra para cumplir con unas expectativas que, tras 5 años con él, pueden haber cambiado completamente. Y sí, muchos nos hemos preguntado cómo darle potencia a nuestro coche de forma barata, o sencillamente cómo darle ese ‘plus’ de deportividad que buscamos al volante. Y hay formas, varias que probablemente te puedan ayudar.

Cambiar el sistema de admisión

La admisión, de serie, no exprime todo el potencial de tu motor. Y aunque el cambio en el sistema de admisión no va a dar los mismos resultados en todos los modelos, lo cierto es que un kit deportivo es capaz de aumentar la potencia de forma considerable, con aumentos de hasta 10 cv en los motores más prestacionales y con un gasto de apenas 200 euros para unos componentes de primera calidad. Básicamente, lo que nos ofrece esta modificación es un cambio sencillo, que ni siquiera va a requerir pasar por taller, y que va a suponer para nuestro motor un mejor flujo de aire y una temperatura inferior para optimizar su rendimiento.

Barras estabilizadoras en los ejes

Nos colocamos, de nuevo, en una mejora mecánica que apenas alcanza los 150 euros y que va a favorecer la rigidez del chasis. Sobre el comportamiento dinámico de nuestro vehículo, las barras estabilizadoras nos van a garantizar una rigidez estructural superior, y se pueden instalar en el eje delantero o el trasero, o bien un pack completo que nos ofrezca unos resultados aún superiores. A grandes rasgos, al volante vamos a notar un paso por curva más preciso, con inercias reducidas.

reprogramacion centralita potencia

Reprogramar la centralita electrónica

Las ‘repros’, de entre estos cambios para conseguir que nuestro coche sea más deportivo, son quizá el cambio menos fiable. Lo cierto es que en motores turbo va a garantizar bastante más potencia, a coste de aumentar la presión del turbo y, eso sí, reduciendo la fiabilidad en tanto que aumentemos la potencia. Se recomienda no hacer cambios más allá de un 20% de mejora y, sin embargo, en motores de aspiración natural sí se puede ‘estrujar’ la centralita sin miedo alguno, aunque los cambios en términos de rendimiento y potencia van a ser mucho menos notables.

¿Tienes dudas sobre qué hacerle a tu coche? Puedes preguntar en el foro de mecánica y mantenimiento