Cuando vamos a una gasolinera, la cosa no es tan sencilla como gasolina o diésel, sino que cada combustible tiene también algunas variantes. Y entre ellas está lo que se considera gasolina premium, que no es sino gasolina de mayor octanaje. En el marcador sólo vamos a ver un precio por litro más caro, pero nos promete un mayor cuidado para el motor e incluso una autonomía superior. ¿Es cierto? ¿Merece la pena la ‘gasolina premium’?

La gasolina premium es, únicamente, gasolina de mayor octanaje

La técnica de marketing de la gasolinera en cuestión puede ser la que sea, pero no existe una gasolina premium como tal, sino que simplemente el combustible tiene un mayor octanaje. Y lo que quiere decir esto es que, con diferencia a la gasolina 95, la de mayor octanaje puede ser sometido a mayores presiones sin llegar a detonar. De esta forma, lo único que va a garantizarnos este tipo de combustible es que no se inflama antes de que el pistón finalice su recorrido.

gasolina premium 98

¿Mayor rendimiento y autonomía con gasolina 98?

No te dejes engañar. La gasolina premium, que así es como la quieren llamar y ya os hemos explicado que es gasolina 98 octanos, requiere una mayor compresión para su explosión. Sin embargo, en un motor no se va a producir esta explosión del combustible hasta que el pistón ha hecho su máximo recorrido y ejerce la máxima compresión. Esto quiere decir que la gasolina 98 no da mayor autonomía, y tampoco va a sacar mayor rendimiento del motor de nuestro coche. Sencillamente, el octanaje no es un factor decisivo sobre las prestaciones máximas de nuestro vehículo.

octanaje gasolina

La calidad de la gasolina la determinan los aditivos

Todas esas marcas que se dedican a vender combustible en sus gasolineras reciben exactamente lo mismo de los tanques de CLH. Precisamente por eso, no hay riesgo alguno en repostar en gasolineras baratas, o echar combustible low cost al depósito de nuestro coche. Riesgo ninguno, pero esa mayor calidad no está sino en los aditivos que cada gasolinera incluye en sus combustibles.

La composición de estas gasolinas premium, por los aditivos, sí puede determinar que se mantenga el motor más limpio, y de esta forma el funcionamiento del mismo sea más eficiente. Es decir, estos aditivos sí van a poder dar más salud a nuestro motor, pero ni siquiera unas mayores prestaciones.