Ahora mismo, en la Formula 1, McLaren está de ‘descanso’ antes de empezar la temporada 2018 junto a Renault. Pero fuera de la Formula 1 nos tenían preparado este superdeportivo de producción limitada a tan solo 500 unidades, y que con su nombre hace honor al más grande la Fórmula 1, Ayrton Senna. Su nuevo modelo se llama McLaren Senna.

El McLaren Senna llegará únicamente con 500 unidades para todo el mundo y con un precio de 850.000 euros aproximadamente. Es un coche diseñado para circuito, indudablemente, aunque está homologado para la circulación por calle. Y como no podía ser de otro modo, está pintado con el característico color naranja de McLaren.

Un hypercar de circuito homologado para la calle

Este recién estrenado McLaren Senna tiene cuidada al máximo la aerodinámica, con un diseño afilado y su paragolpes frontal que llama la atención de forma especial, con gigantescas tomas de admisión de aire para mejorar el efecto suelo y refrigerar la mecánica, así como para enfriar el conjunto de frenos delantero y posterior. McLaren ha pensado en todo para hacerlo más rápido y estable.

De hecho, la ingeniería de McLaren se ha enfocado para conseguir que sea más veloz que el McLaren P1. Y para ello han instalado en el McLaren Senna un motor V8 4.0 biturbo capaz de alcanzar nada menos que 800 CV y 800 Nm de par máximo.

Este propulsor está conectado al eje posterior y a una transmisión automática de doble embrague con siete velocidades, en un conjunto de 1.198 kg de peso total para conseguir, por ejemplo, que se alcancen los 350 km/h de velocidad punta y que la aceleración de 0 a 100 km/h se resuelva en tan solo 2,8 segundos. Así que, efectivamente, tiene todas las papeletas para superar al P1.

Mejor que todo lo hecho por McLaren hasta la fecha

Entre otros detalles interesantes de este McLaren Senna, el fabricante ha comentado que se han actualizado los amortiguadores hidráulicos del P1 para él. Esto hace que no requiera de barras estabilizadoras, por ejemplo. Una mejora que llega junto a un aumento de la rigidez, con respecto del P1, en un esquema más simple y eficaz con respecto al McLaren P1.

Por otro lado, se ha incluido un nuevo ‘modo carrera’ que reduce la altura de la carrocería aún más que en el 720S, y que configura la suspensión con mayor dureza. No podían faltar tampoco unos neumáticos Pirelli P Zero Trophy R diseñados específicamente para el Senna, y pensando en los circuitos.