Cada vez más coches nuevos vienen de fábrica con los cristales tintados –y la correspondiente homologación-. Pero cuando no es así, tener los cristales oscurecidos es una buena idea por el confort, la privacidad y la temperatura del interior. Ahora bien ¿cuánto cuesta tintar los cristales del coche? El precio puede variar en función del taller y del producto específico que se utilice, pero costará entre 70 y 150 euros, aproximadamente, IVA incluido.

El precio de tintar los cristales del coche varía en función del tipo de coche, la cantidad de cristales a tintar, los precios de la mano de obra del taller y, por supuesto, el fabricante de las láminas a utilizar. No obstante, lo habitual es que tenga unos precios de 70 a 100 euros en vehículos normales de tres y cinco puertas; y de 150 euros, aproximadamente, en modelos tipo SUV y monovolumen, de mayores dimensiones.

Cuánto cuesta tintar las lunas del coche y qué debemos saber para la ITV

Para poder pasar la ITV correctamente vamos a necesitar un certificado de homologación que facilitará el fabricante de las láminas, y que debe estar cumplimentado por el taller que ha hecho la instalación en nuestro coche. Además, en todos los cristales laminados tiene que haber un sello que coincida con el taller que hizo la instalación. En caso de no cumplir los requisitos de homologación de los cristales tintados, se nos podría poner una multa de 200 euros sin retirada de puntos. Así que, evidentemente, no nos debería interesar tan solo cuánto cuesta tintar las lunas del coche, sino cómo y dónde hacerlo correctamente para evitar tener que pagar también una multa.

La Ley únicamente permite tintar las lunas del coche cuando existan espejos retrovisores exteriores –que es lo normal, claro- y los 180º alrededor del conductor deben estar libres. Esto quiere decir que, por norma general, no se pueden tintar ni el cristal delantero ni las ventanillas que corresponden tanto al conductor como al copiloto. Sea como fuere, tintar las lunas del coche es una buena idea porque supone una mayor protección de filtrado UV, porque evitan los deslumbramientos durante la conducción y porque ayudan a reducir la fatiga ocular en el vehículo.

Además de todo esto, tener los cristales tintados en el coche también ayuda a mantener una buena temperatura en el habitáculo. Es decir, que los cristales tintados no solo son algo estético, sino que se podría considerar también un elemento de confort y seguridad. Y el precio de tintar las lunas del coche, como ya hemos comentado, que rondará los 70 a 150 euros, no es demasiado caro teniendo en cuenta las ventajas que aporta.