Tras haber vencido ayer las 6 Horas de Silverstone, tercera cita puntuable del Campeonato del Mundo de Resistencia (WEC), Fernando Alonso junto a Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima se han quedado sin triunfo y Toyota sin doblete pues ambos coches japoneses han sido descalificados.

Tras una carrera en la que los Toyota Hybrid TS050 habían dominado la prueba de principio a fin y habían luchado entre ellos para llevarse la victoria, han visto como todo el trabajo ha quedado en agua de borrajas tras una irregularidad técnica que deja en bandeja la victoria al Rebellion de Gustavo Menezes, Thomas Laurent y Mathias Beche que habían llegado en tercera posición.

En la inspección realizada por los técnicos a los coches tras la prueba, estos detectaron irregularidades en las planchas que controlan la altura del prototipo respecto al suelo. Tanto el Toyota #08 en el que compiten Alonso, Buemi y Nakajima (y que suponía la tercera victoria de la temporada) como el Toyota #07 presentaban el mismo problema. Los japoneses aludieron a daños sufridos en la planchas durante la carrera, pero los organizadores no se han creído la historia apeando ambos coches del podio.

Aunque no hay informes de que el coche esté involucrado en ningún incidente específico, el competidor declaró que su única explicación para la falta de conformidad debe haber sido como resultado de que el coche se salió de la pista y sufrió algún tipo de daño a las estancias internas que arreglan esa parte del prototipo. Los comisarios consideraron esta posibilidad pero determinaron que el diseño del automóvil debe ser capaz de soportar los rigores normales de una carrera de resistencia de 6 horas.

No es el primer error de Toyota esta temporada

Toyota está cometiendo errores técnicos en una temporada en la que debería tener el triunfo asegurado en todas las citas. Debemos recordar que en Spa-Francorchapms en Toyota #07 salió a carrera con una vuelta perdida debido a una irregularidad con una de las bombas de combustible.

Aun así tuvo el tiempo suficiente para ser segundo, dado la superioridad mecánica respecto a los Rebellion. Pero deben tener mucho cuidado pues no deberían permitirse ningún error más de este tipo.